Déjà vu de huracanes

No logro despojarme del impacto de las imágenes trasmitidas por los medios de prensa nacionales, a propósito del paso del huracán Sandy por las provincias orientales de Cuba aunque hayan trascurrido más de 72 horas. Lo reconozco: soy demasiado sentimental, pero es que sé el sacrificio que cuesta mejorar las condiciones en las viviendas o adquirir dos o tres artefactos que viabilicen tu cotidianidad-más cuando la realidad en Oriente es distinta a la del extremo occidental- y no es fácil perderlo todo, o casi todo, en un pestañazo.

Sandy destrozó todo cuanto pudo en Santiago de Cuba, Guantánamo, Holguín, Las Tunas, Granma…con vientos capaces de desplomar casas enteras, una lluvia que ahogó caballerías de tierra, hectáreas de cultivos y una furia comparable tal vez con el diluvio universal,  y, con ello, el sudor de los guajiros en el surco, las noches de desvelo al pie de las plantaciones y, tal vez, los sueños de prosperidad de muchos habitantes de esa zona.

A miles de kilómetros de distancia, Santa Clara también recibía la furia huracanada, el río de la Universidad sepultaba el puente y un mar fangoso dividía la Casa de Altos Estudios en dos terrenos aislados, y los árboles se vapuleaban desenfrenadamente, como si estuviesen poseídos.

De regreso a casa, casi nada sobrevivía de los paisajes bucólicos de Manaca Iznaga, La Pedrera, La Paloma y otros pueblecitos a orillas de la carretera, salvo el ganado disperso por el camino. La inundación alcanzaba la mitad de los troncos de las palmas, las cercas de las fincas se distinguían solo por las puntas y el gris entristecía aún más el horizonte.

Vi en el rostro de una mujer que tendía la ropa ensopada en agua, en un cordel improvisado en el portal de su casa, la misma expresión de la santiaguera asomada al balcón del tercer piso con la mirada puesta en los cables eléctricos dispersos en la calle; al guajiro cuando se puso las manos en la cabeza al ver destrozado sus tierras tal cual lo hizo aquel guantanamero en Caimanera… en medio de aquel paisaje diluviano.

Junto a estos fenómenos meteorológicos, reaparece el mismo deja vú, el puente agrietado, la casa destruida, los árboles en medio del camino, la fase de adaptación o resignación, el cuestionamiento de por qué la naturaleza puede volverse en nuestra contra en cuestión de segundos y reducir a cenizas todo intento de progreso.

Los años pasan y todavía resucitan los desmanes de Flora en la década del ´60, de Lily en los ´90, del funesto paso de Katrina por el estado de New Orleans; de Denis, aquel huracán que en 2007 acostó una palma en plena Plaza Mayor de Trinidad, puso de cabeza el árbol centenario del Museo de Arquitectura y dejó a la ciudad en penumbras por más de 15 días, y en mí pervivirá hasta el fin de los tiempos la tarde cuando abrí la puerta de mi casa y vi la desolación ante mis ojos adolescentes, al paso de la tormenta. 

Luego llega la fase de suplicar a las deidades para que las consecuencias no sean tan fuertes como las de “tal ciclón” y, más tarde, el desconsuelo después de la lluvia, al ver el resultado de los embates. Entonces es preciso empezar desde cero cuando pensamos sacar la cabeza para respirar de una vez por todas. 

A pesar de sufrir tantas veces lo mismo, jamás lograremos sacudirnos esas ideas que atormentan la cabeza días después e impiden-en mi caso- que surjan palabras felices cuando tenía que escribir el próximo post para este blog.

Anuncios

Acerca de Carlos Luis Sotolongo Puig

Joven reportero con alma de cronista y fotógrafo aficionado. Desde Trinidad de Cuba cuento historias a quienes decidan acompañarme.
Esta entrada fue publicada en Historias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Déjà vu de huracanes

  1. manuel640602 dijo:

    Tristes momentos estos, no sólo para las provincias orientales cubanas, sino para muchos en el Caribe y la costa este de los EEUU. Demasiados muertos, demasiada destrucción, demasiado dolor en demasiadas familias. Un huracán no es de juego, esa fuerza de la naturaleza lo destroza casi todo. Llegue a todos los afectados nuestra solidaridad y consuelo afectuoso.
    Fraternalmente, Manuel Alberto

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dijo:

      Manuel, lejos estaba yo de imaginarme los destrozos que Sandy provocaría en los Estados Unidos, después de abandonar tierra cubana. Hoy mismo estaba viendo en el canal multinacional Telesur, antes de venir al laboratorio, que suman 25 000 personas sin electricidad en Washington, y en Nueva York las imágenes no son para nada agradables. Ya lo dije: es ese eterno déjà vu aunque el huracán cambie de nombre. Gracias por tu mensaje para quienes se acerquen esta semana y hayan sufrido los embates de este evento. Gracias por convertir este post en asidero, en tiempos de huracanes. Un abrazo.

      Me gusta

      • manuel640602 dijo:

        Carli, aquí te pego dos noticias breves sobre EEUU:

        No se espera que el metro de Nueva York se reabra en varios días, debido a que sus túneles han quedado anegados. El servicio de autobuses, por su parte, se restablecerá hoy, si bien la compañía municipal ha advertido de que podría haber desvíos y retrados.

        En Nueva York, mientras se espera que la ciudad pueda recuperar hoy parcialmente la normalidad, 1,9 millones de personas continúan sin electricidad.

        Me gusta

  2. manuel640602 dijo:

    Por cierto, cómo está nuestro queridísimo José Francisco en la Gran Manzana? Alguien sabe de él?

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dijo:

      Para suerte nuestra ya Jose comentó este martes y da los pormenores, para disipar preocupaciones. Uf! qué alivio!

      Me gusta

      • manuel640602 dijo:

        Ocho millones de personas, sin luz en 15 estados de USA

        Me gusta

      • manuel640602 dijo:

        La ciudad de Santiago de Cuba sigue sin luz y sin agua cinco días después del paso del huracán Sandy, que dejó 11 muertos y destrozos que el gobierno aún evalúa en viviendas, cultivos y en la red de comunicaciones, reportó la AP.

        Unas 130.000 viviendas, de las cuales “15.392 con derrumbes totales y 36.544 parciales” resultaron afectadas por el meteoro, reportó el lunes el diario oficial Granma.

        “Esto fue lo nunca visto, algo extremadamente intenso, que dejó a nuestra ciudad destrozada, la mayoría de las casas están sin techo, los vientos arrasaron con los parques, tumbaron todos los árboles”, comentó el médico Enrique Berdión, de 45 años, residente en el centro de la ciudad.

        Berdión explicó el lunes en comunicación telefónica que todavía no se han restablecido los servicios básicos de agua, luz y gas.

        Pero señaló que “los grupos electrógenos están garantizando la luz en los lugares priorizados como hospitales, panaderías o centros de elaboración de alimentos”.

        Sandy pasó el jueves con vientos de hasta 165 kilómetros por hora por la ciudad.

        Para mantener informada a la población carros con altoparlantes circulan por las calles, también para dar consejos sobre las medidas a tomar, según Berdión.

        Además en los parques de la ciudad, como el Parque Dolores o el Parque Marte, se instalaron televisores o radios también para informar a los habitantes.

        El médico informó que se han tomado precauciones sanitarias.

        “Hasta ahora no tengo información de que exista algún brote epidémico, por eso se le dice a la gente de hervir el agua o usar cloro y productos antisépticos como prevención”.

        De acuerdo a Granma, Sandy causó “los mayores daños en los municipios de Santiago de Cuba, Songo La Maya, Palma Soriano y San Luis, con afectaciones severas a la vivienda, la actividad económica, los servicios públicos fundamentales y las instituciones educacionales, de la salud y culturales”, entre otras.

        Zulema Manzanares, de 41 años y trabajadora del Hotel Melía Santiago, dijo que la instalación tiene las 302 habitaciones ocupadas.

        “Menos la piscina, nunca dejamos de dar todos los servicios, tenemos planta eléctrica, y recibimos los clientes de los hoteles de la playa que todos están cerrados”, comentó en comunicación telefónica desde Santiago de Cuba.

        Raúl Castro visitó el domingo algunas regiones afectadas y exhortó a los pobladores a “trabajar con premura en soluciones temporales, con un control riguroso de los daños… pues es indudable que la solución definitiva requiere años de trabajo”.

        Las autoridades del Caribe dijeron que las muertes por el meteoro se elevaron la mañana del domingo a 65, de los que 51 correspondían a Haití y 11 a Cuba.

        Me gusta

  3. Manel Peris dijo:

    Creo que a este post de hoy, le sobra cualquier comentario, lo has explicado tremendamente bien y con las palabras de solidadridad de mi tocayo Manuel, a las que me uno, creo que no tengo nada que decir.

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dijo:

      Gracias por los elogios, Manel. Esperemos y estos días pasen rápido, muy rápido y que los estragos no sean tan graves. Un saludo para usted y gracias por acompañarnos una semana más.

      Me gusta

  4. Maria Perez Mena dijo:

    Lo poco que he podido vivir en la Habana ha sido muy triste, creo que hoy poco mas a tu comentario se puede aportar, sólo que puedan cuanto antes paliar los daños materiales, los otros tardaran muchísimo

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dijo:

      Sí, María, el panorama después de las lluvias es muy triste, lo bueno es que enseguida empieza ese nuevo renacer que-repito-no es fácil, pero tampoco imposible. Lo que más me desconcierta es la furia de la naturaleza, así, sin previo aviso…. este suceso nadie lo esperaba. Es cierto, aún estamos en temporada ciclónica, pero será que a lo malo nunca nadie se acostumbra. Un saludo para usted y gracias por otro martes junto a nosotros.

      Me gusta

  5. JOSE F dijo:

    ES VERDADERAMENTE TRISTE.
    Y ME PREGUNTO, QUE HAY QUE BUSCAR EN MARTE O LA LUNA, SIN HABER RESUELTO LOS PROBLEM AS D E NUESTRO PEQUEÑO PLANETA?
    POR QUE NUESTROS CIENTIFICOS NO SE PLANTEAN MEJORAR LAS CONDICIONES DELA TIERRA ANTES D E IR A COLONIZAR OTROS MUNDOS?
    GRACIAS A MANUEL POR TU PREOCUPACION, POR NEW YORK S E SIENTIERON LOS EMBATES, PERO GRACIAS A DIOS EN NUESTRA FAMILIA NADA QUE LAMENTAR. UN ABRAZO

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dijo:

      Es que a veces nos cuesta tanto, pero tanto, Jose, mirarnos hacia adentro, que preferimos seguir acabando con esa casa grande que es la Tierra-y no es tarea que competa solo de científicos, sino a un cambio en la actitud de muchos indolentes que se piensan que el calentamiento global es cosa de juego, que la protección del Medio Ambiente debe ser tarea de todos.
      Puede que suene a Green Peace, pero al final somos nosotros mismos quienes sufrimos en carne propia los resultados, ¿verdad?
      Me alegro mucho que todos estén bien por allá. Un beso para todos.

      Me gusta

    • manuel640602 dijo:

      Jose, me alegra en el alma que estén biento todos. Agradezco a Dios que te haya llevadio en la palma de Su mano.
      Tuyo, el Manue

      Me gusta

  6. Hector Jesus Betancourt Garcia dijo:

    Hola Carli, he estado muy pendiente del paso de Sandy por la región oriental de Cuba y su paso y destrucción también en E.U , su paso por N.York, New Jersey, etc allí, tengo grandes y buenos amigos, como Jose Fco y su flia, Leandro, también mi fila
    Teresita y sus hijas y nietos, he llamado a las tres casas, sin resultado positivo, ya se al menos que Jose fco y flia están bien y Tere y flia tb. Bueno ademas del comentario que comencé, Carli tu Isla nuestra esta semana ha servido de comunicación, entre los que te seguimos y también somos amigos comunes, así quedamos tranquilos al saber de que nada sucedió a los que queremos y nos importan, a Dios Gracias.
    Siguiendo con el comentario, quiero decir que apoyo a Jose Fco. En su opinión sobre las conquistas del hombre en la luna y Marte cuando la Tierra, nuestra casa, donde vivimos y morimos, está falta de tantas y tantas carencias, mientras se gastan millones y millones en esos proyectos. Esta conversación la he tenido y la tengo con Victor cada vez que veo noticias al respecto de robots enviados a Marte. En fin…
    Creo que hacer mención de los “Cuatro Elementos” es algo que quería decir pues la naturaleza es tan buena y ala vez tan destructiva con el hombre, que nos da tanto, vivimos de ella, pero en segundos nos puede quitar todo lo conseguido en años y años, siempre pienso y ademas creo que en esos casos el hombre queda como un ser tan pequeño y desvalido que nada puede hacer, hasta que al valorar lo ocurrido y declarar las zonas catastróficas, comience de cero, con su inteligencia y su manos a construir todo de nuevo.
    El aire, el agua, la tierra y el fuego se manifiestan de maneras tan arrasadoras como ciclones, sunamis,terremotos y volcanes en erupción capaces de dejar nuestro mundo en nada…!!!

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dijo:

      Hecti, tampoco imaginé que esta isla nuestra se convirtiera en una especie de buzón digital para saber del estado de nuestros amigos, a propósito de este evento meteorológico. Me alegra mucho!!!! 🙂
      Ayer leía en Internet algo que me recordó el comentario de Jose. Resulta que las inversiones para cuestiones militares en varios países del llamado primer mundo, este año ha alcanzado cifras estratosféricas….pensé entonces en la reflexión de Jose este martes, en cuántas cosas se pudiera invertir ese capital que revirtiera en beneficio para el ser humano en vez de los dichosos afanes bélicos.
      Un beso para todos por allá.
      Te quiero.

      Me gusta

  7. Deseo expresar nuestros sentimientos y solidaridad a todas las personas afectadas por el huracán Sandy. Verdaderamente es triste lo sucedido y coincido de que el post sintetiza tristeza, desolación, destrozos.
    Sorprendió la impactante cifra de 11 fallecidos, pero la esperanza, el ánimo, el optimismo y la fuerza de voluntad nos caracteriza; los cubanos siempre salimos adelante, no nos dejamos vencer y sabemos que no estamos desamparados.
    Sandy es una respuesta de como el hombre ha dañado el medio ambiente y generalmente nos confiamos, subestimamos y no alcanzamos medir las consecuencias, luego viene el pesar, el desconsuelo y la mirada húmeda tras los escombros. Ojala no sea tarde para reflexionar en bien de la humanidad. Agradezco en grande la oportunidad de este acercamiento

    Me gusta

    • Cada día me sorprendo más, Mayra, de los destrozos de Sandy. Su paso por este mundo ha sido implacable…Ayer me llegó al correo una imagen de unos tiburones que la lluvia arrastró hasta un aereopuerto.
      Como bien dices, lo mejor que tenemos los cubanos es ese optimismo innato, esas ganas de siempre “tirar pa´lante”, por difícil que sea.
      Por suerte Santiago de Cuba se despoja poco a poco la furia del huracán, pero todavía no me cabe en la cabeza esa despreocupación del hombre respecto a su entorno.
      También como tú-y como dijera Martí-tengo fe en el mejoramiento humano. Esperemos y cuando queramos enmendar lo mal hecho, aun estemos a tiempo. Un beso y nos vemos la próxima semana.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s