La otra magia del cine

Lejos, muy lejos estarían los hermanos Lumière de pensar que siglos más tarde su más grande aporte para la historia de la humanidad, el cine, adquiriría matices tan folclóricos, pintorescos, cercanos a la magia.

Alguna dosis de irrealidad deben tener quienes consagran su vida a la cinematografía. Son seres intranquilos, apasionados, en busca de un nuevo deslumbramiento; capaces de trasmutar una ciudad entera en un país distinto, de construir a base de tablones de madera, sacos y pinturas un pueblo inexistente en la faz de la Tierra para recrear disímiles historias, y luego trasformar esa misma locación en otra completamente opuesta… Eso es magia.

Pero no fueron acerca de esas artimañas las que aprendí este viernes, cuando regresaba a casa acompañado de una productora cubana. Ni la torcida ruta de Güinía de Miranda logró desprenderme de las anécdotas que ella me contaba acerca de las ceremonias realizadas detrás de cámara, antes de filmar la primera escena de la película, según las tradiciones del país al frente de la producción; de las manías y supersticiones de colegas con los que ella ha trabajado, de rituales parea embotellar la suerte en el proceso de rodaje. “Esa es la otra magia del cine”, dijo.

“En México se entierra una navaja o un cuchillo el día anterior al comienzo para garantizar la buena suerte. En España es tabú vestir de amarillo mientras se filma. Ese color asemeja al azufre. El azufre es símbolo del demonio, dueño del Infierno, donde se concentra todo lo negativo del universo. Entonces, el amarillo, es el Infierno. ¡Vaya trabalenguas!”.

“Una colega venezolana, dedicada también a la producción, no concibe sentarse otro sitio que no esté ubicado el Norte. Por eso siempre lleva a cuestas una brújula en su bolso. Cuando llega a cualquier sitio, coloca la bitácora en la palma de su mano para orientarse y donde la flecha señale el punto cardinal se acomoda. De no haber silla ahí, traslada el mueble hacia el sitio. Si no, permanece de pie, pero siempre en el Norte”.

-¿Y los cubanos?-le pregunté.

“Nosotros somos divinos, tú lo sabes, respondió. Cada cual acude a «lo suyo» para protegerse. En instantes así recordamos como nunca antes nuestros ancestros africanos. Ese va con su padrino, los santos del otro viajan con él para todas partes y los coloca en un rincón de la habitación donde se hospede. Cierto director cubano prohíbe la entrada al set sin antes romper un plato y esparcir humo de tabaco por todas partes…”

Llegamos a casa. Otra miembro del equipo de producción se sumó al diálogo y recordó que Humberto Solás guardaba un fragmento de papel gastado como recuerdo de su filme Lucía. “Él contaba que cuando visitó Trinidad en busca de locaciones para el filme-uno de los diez más importantes de América Latina- visitó el Palacio Cantero, hoy Museo Municipal de Historia. De pronto, una brisa arrastró hasta los pies del cineasta un retazo de papel viejo. Al leerlo decía: “Lucía”… y resolvió que la escena de amor de la primera historia, protagonizada por Raquel Revuelta, no podía tener otro escenario”.

¡Preparados para filmar! ¡Silencio!-dijo alguien de pronto.

Ellas debían partir hacia el set. El Sol caía a lo lejos. Los niños aprovechaban la brisa para empinar papalotes. Frente a la puerta de casa los actores corrían a sus puestos. Le seguían los extras y figurantes. Los técnicos daban los últimos retoques. El director miraba a través del monitor… Yo, todavía hipnotizado, no sabía si ante mí contemplaba un proceso de rodaje o una imagen del realismo mágico.

Anuncios

Acerca de Carlos Luis Sotolongo Puig

Joven reportero con alma de cronista y fotógrafo aficionado. Desde Trinidad de Cuba cuento historias a quienes decidan acompañarme.
Esta entrada fue publicada en Historias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a La otra magia del cine

  1. JOSE F dijo:

    CARLITOS, SIN DUDAS ERES UN TIPO PRIVILEGIADO!!!
    EL AMBIENTE EN QUE TE HAS DESARROLLADO , LA AMISTADES, CONOCIDOS, CLIENTES (Y UN LARGO ETC) DE TUS PADRES, LAS CIRCUNSTANCIAS QUE T E HAN RODEADO CULTURALMENTE Y TU TALENTO Y OFICIO SE HAN CONFABULADO CON TU BUENA ESTRELLA PARA QUE SEAS UN PROFESIONAL EXCEPCIONAL.
    QUE DIOS TE BENDIGA!!!!

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dijo:

      Tienes mucha razón, Jose. Siempre me he considerado muy afortunado de haber conocido a muchas personas gracias a la amistad que han tenido con mis padres. Acerca del valor de la amistad sí he aprendido a lo largo de mi vida… gracias a Dios, y todo lo demás, se me han abierto buenas puertas. Ojalá y siempre sea asi. Un beso y gracias por tus bendiciones

      Me gusta

  2. Manuel Alberto dijo:

    Querido Carli:
    Maravillosos texto el de esta semana! Quién no se siente atrapado por la seducción ineludible del cine? Es magia, como bien nos dices… Y es mágico también el proceso de preparación. Siempre nos aferramos a aquello que nos entregue un poquitico de seguridad. El arte requiere de esa cuota de inseguridad al ser tan subjetivo: lo que me gusta a mí es absolutamente horrible para otro…. Es por eso aquello de crearnos asidereros a la hora del rodaje, o incluso antes.
    Pero sin dudas el cine lo merece. Siempre recuerdo mis películas más memorables: “El chicuelo” de Chaplin; “Memorias del subdesarrollo”, de Tttón; “2001, odisea del espacio” y más acá “El señor de los anillos” y “Avatar”. Pero mi preferida sobre todas las demás es “Lucía”, magistral y exclusiva, capaz de arrastrarme al delirio cada vez que la veo. Una de las primeras cosas que hice al llegar a Noruega fue comprarla en DVD. Te la copio si quieres, aunque sea un poquitín pirata hacerlo, jajaja!
    Gracias por el post, lo disfruté una pila!
    Manuel Alberto

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dijo:

      Si bien disfrutar una pleícula es un acto único, Manuel, ese proceso que tiene lugar detrás de cámaras es indescriptible para quien no lo haya visto. No es exageración alguna: he visto levantr columnas aparentemente resistentes y están hechas de poliespuma, salones de casas coloniales devenidos tabernas, oficinas, y hasta burdeles, cuando se filmó Trópico Amargo, en Trinidad. Es magia, indiscutiblemente. Si tienes un chace cópiame Lucía, también es una de mis preferidas, aunque la tercera historia es la que menos me gusta, pero que quede entre nos eso de la copia pirata, que si nos los de derechos de autor se enteran…jejejejejejeje
      Un abrazo.

      Me gusta

  3. Mayra dijo:

    La vida brinda oportunidades y si se saben aprovechar bien quedan como abanico abierto a la inteligencia, el buen gusto, el desarrollo de la personalidad, la apertura a la comunicación, leguaje universal, al conocimiento,….sentirte participe de ese sentido histriónico que llevamos los humanos aunque nunca hemos estado en un set de filmación; así me llega el séptimo arte que para muchos es el primero.
    Hablo de oportunidades pues mi transito de estudiante por la UH facilitó apreciar muy buenos ciclos, asistir a excelentes extrenos, todos los jueves, ver de cerca a actrices, actores y directores cubanos que han colocado a nuestra filmografía en planos estelares y de reconocido prestigio. Quienes le vemos también quedamos hipnotizados.
    La oportunidad tuya fue hacer esa peculiar búsqueda de información que como regalo hace aprendamos más de cerca lo que sucede detrás de las cámaras. Esa magia quizás sea responsable de que el cine sea facinante y atrapador. Lo publicado esta vez, como nos tienes acostumbrados, muy interesante. Mi abrazo, Mayra

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dijo:

      Mayra, es muy cierto eso de las oportunidades. Muchas veces pensamos que la puerta se abrirá una segunda vez, pero la mayoría de las veces no sucede así. Mis padres me han enseñado mucho a tener la cámara y la grabadora lista, aunque de vez en cuando lo olvide jejeje.
      Es una lástima que Trinidad haya perdido esa cultura cinematográfica, y el espacio diseñado para tales fines se desmorona, la gente prefiere acogerse a programas vanales, en vez de disfrutar alguna vez, de un buen filme. La necesidad de enajenación es propia del ser humano, pero esas ansias de atiborrar la cabeza con información tan pobre es una cuestión preocupante…
      Que el buen cine siempre salga a flote para seguir dsifrutando se su magia!
      Un beso.

      Me gusta

  4. Hector Jesus Betancourt Garcia dijo:

    Hola Carli, tengo que decir y me repito cuantas veces sea necesario, que es maravillosa tu manera de expresar y redactar, todo aquello que quieres que nos llegue a los que te seguimos y esperamos cada Domingo y cada Martes, “La Otra Magia del Cine” es para mi excelente de la manera que como narración en primera persona nos cuentas. Tu sin saberlo estas rodeado de magia, una magia que tus padres y los mas allegados a ti y que te queremos hemos visto desde pequeño, en tu actitud ante la vida, como buen hijo, buen estudiante y que en estos momentos se realza en la magia del buen periodista, que ” engancha” a sus lectores.Todo este piropo te lo mereces por tu magnifico texto.
    Del Séptimo Arte, que decir, es magia, es emoción, es vivir cada escena como si estuviéramos dentro de ella, yo como espectador lo siento así, películas que te marcan, por su contenido social, películas que te hacen reír, te hacen llorar, películas que vuelves a ver una y otra vez, simplemente por que te gustan y/o te sientes de alguna manera identificado con un personaje, en fin la magia del cine nos llega como una manera mas de distracción, muchas veces nos parecen tan reales como la vida misma y otras tan fantásticas, que nos trasladamos a ese mundo ficticio y disfrutamos como el que mas. En nuestra querida Trinidad se han filmado muchas películas y como bien dices “Lucia” es una de ellas, yo era niño, pero aun recuerdo cuando se filmò, las fachadas que hacían con madera y sacos pintados con cal, una de ellas por mi casa, justo a un lateral de la iglesia de Santa Ana, también hicieron chozas, etc y lo guardo aun en mi memoria, como anécdota puedo decir, que participé como extra, en otra peli en las que se filmaron escenas en Trinidad justo en las escalinatas del lateral de la iglesia, sobre la vida de Tupac Amaru.( no se si esta bien escrito) era cuando pertenecía al grupo de teatro que dirigía Pablo Dalmau, seguro Manuel Alberto se acuerda, pues creo recordar que el estuvo en el grupo un tiempo. Gracias una vez mas Carli.

    Me gusta

  5. Carlos Luis Sotolongo Puig dijo:

    Hecti: tú logras sonrojarme con tus comentarios. ahora mismo estoy convertido en un tomate bien rojo. Muchas gracias por tus elogios. Así que de extra jejejejeje. Yo también trabajé en Azul Índigo, en una taberna junto a Ana Dela Cadalso. Qué recuerdos! Desde entonces me sentí deslumbrado por ese universo que logran construir de la nada quienes pertenecen al medio.
    Pero es ahora, a la luz de los años, cuando he sabido aquilatar el verdadero significado de la frase “hacer cine”. Es una suerte conocer de tas historias tan pintorescas que yacen detrás de las cámaras de la isla nuestra de cada día. Un beso y gracias por tu presencia constante.

    Me gusta

  6. Carli, he llegado tarde a este post y, como siempre, me has fascinado. Con esta crónica de lo real maravilloso tras las cámaras y la entrevista de Lamata que reservo para una edición de lujo, te auguro unos cuantos viajes a La Habana para el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano. Me encantó la anécdota de Solás en Trinidad. Muchos besos cinematográficos!!!

    Me gusta

  7. Tranquila, Gi, sé que la entrevista está muy bien guardada y, lo que es mejor, muy bien destinada!!!jejejejeje. No importa si llegas tarde a la isla nuestra, lo importante es que nunca pierdas el rumbo. Por cierto, deberíamos darnos una escapadita al Festival juntos jejeje y hacer unas cuantas entrevistas, qué crees? Un besote.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s