Melancolías de diciembre

Melancolías de diciembreA mis amigos ausentes

A mi padrino, especialmente 

Nunca he quebrantado las leyes, sean cuales fueren, para estar en paz con Dios y el Diablo. Confieso estar libre de cualquier pecado capital, al menos hasta ahora,  aunque a veces cueste hacer ayuno de la lengua y falte mucho para ver resplandecer un halo sobre mi cabeza.

Por eso no entiendo por qué siempre diciembre tiene reservada una tristeza diferente para mí, al extremo de sentir un constante salto en el estómago a las puertas de estas fechas.

Casi a punto de despedir el 2012 llegó el trago amargo: un amigo viajó a La Habana por unos días. No nos despedimos porque en pocas semanas él estaría de vuelta, pero apenas el calendario marcaba el día primero, llamó para comunicarme se quedaría por tiempo indefinido en la capital, en tanto arregle los papeles para emigrar.

“Esta Navidad tal vez no estemos juntos”, vaticiné convencido a mediados de año, aunque él ignoró el tono profético de la sentencia.

Hoy abro la puerta de la valija de mis melancolías de diciembre-un arca más abundante de lo que quisiera permitirme- para añadirlo a la lista de las ausencias navideñas. Ahí figuran el nombre de mis tíos postizos, amigos y seres queridos dispersos por disímiles rincones del mundo, cuya presencia necesito como nunca antes a la hora de entregar los abrazos de estos días.

En la cúspide de esas añoranzas está mi padrino, quien hace apenas 72 horas llegó a la media rueda, a cuya celebración no pude asistir porque vive del otro lado del Atlántico y como no tiene un jet privado, debo esperar a las rebajas de los billetes de las agencias de vuelo para verle.

Puedo preciarme de vivir una Navidad en familia, de transformar mi casa en un sitio de ensueño donde llegan los niños de cuanto recoveco existe en Trinidad para admirar nuestro Belén; de compartir la mesa cada Nochebuena con mis padres y mi abuelo materno, a pesar de su ateísmo confeso.

Sumo a dichas bendiciones los seres queridos todavía presentes por estos lares, a otros miembros de la familia-no de sangre, pero sí de espíritu- que desde hace más de una década esquivan las trabas de los aeropuertos para celebrar juntos estas jornadas.

Pero no puedo ignorar la nostalgia al escuchar tal villancico, cuando llegan las doce y no tengo el beso de mi padrino, de mi tío, de mis amigos ausentes otro año más.

Cada 25 de diciembre anhelo poseer el don de la ubiquidad para llenar el espacio vacío ante tantas felicitaciones, apretones, abrazos por repartir.

Además de los cánticos, arbolitos y guirnaldas, también en este día llevo a cuestas la valija de mis melancolías porque dentro de ella guardo todo cuanto me falta para sentirme completamente feliz, cuando llega el día de la Navidad.

Anuncios

Acerca de Carlos Luis Sotolongo Puig

Joven reportero con alma de cronista y fotógrafo aficionado. Desde Trinidad de Cuba cuento historias a quienes decidan acompañarme.
Esta entrada fue publicada en Historias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Melancolías de diciembre

  1. Dr.Mario Alberto Triana Estrada dijo:

    Uffff Carli , que nostalgia se siente del otro lado del mundo , pero cuento con tu abrazo y tu con el mio .Felicidades pra toda tu famila q es mi famila , pra tus amigos q son mis amigos en fin para toda nuestra gente querida .FELIZ NAVIDAD a todos

    Me gusta

  2. Hector Jesús Betancourt garcia dijo:

    Mi niño, antes de decir cuanto me he emocionado, por tu post navideño, desearte ” Feliz Navidad”
    Carli, no sabes, cuanta añoranza siento en cada fecha festiva, tu cumple, cada 23 de Mayo, me supera el no poder abrazarte y darte tantos besos, que durante Años te han faltado y que los guardo en mi interior con sentimiento, amor y cariño hacia ti, no verte crecer, no saber tus notas de cada curso de tus actividades en la escuela, en la iglesia. No poder estar en tu Primera Comunion , eso si, se que estaba muy presente, como so estuviera a tu lado y hora en la Universidad, cierto es que hablamos por teléf., que nos enviamos Correos. Que no me ha faltado nunca una cartica y un dibujo desde pequeñito, ( gesto que agradezco a tus padres) que siempre han mantenido mi nombre y mi figura como tío y padrino presente en tu vida. Pero me hubiera gustado oírlas de tu boca y sentado junto a ti en la saltea de tu casa, haber podido llevarte al cine por primera vez, a la playa, o simplemente llevarte a dar un paseo por nuestra Bella Trinidad, bueno eso si de pequeñín te llevaba a mi casa y pasabas un día conmigo y con mi adorable abuela ( que ya no está) y que te quería mucho.
    Le doy Gracias a Dios que por lo menos pude ser tu padrino. Y disfruté de tus primeros años, de verte dar tus primeros pasos, de cargarte, de dormirte y estrecharte en mis brazos, esos recuerdos los tengo muy presentes y me ayudan en la distancia.
    Gracias por tenerme tan presente, los dos lo sabemos, nos queremos y siempre añoramos un nuevo encuentro, le pido a Dios que podamos vernos el próximo verano y disfrutar juntos de tantas cosas……, ojalá sea así,
    Pero lo que puedes dar por seguro, que en tu graduación como “Periodista” estarè junto a tus padres en primera fila para darte todo mi apoyo y ese achuchon que te va a faltar la respiración, por lo orgulloso que estaremos de tu titulación.
    No quiero decir más, ¡ qué te quiero! Te quiero mucho….!!!!! Un besote desde el otro lado del Atlántico. Tu Padrino.

    Me gusta

    • Esta sorpresa la tenía reservada para un día como hoy. Yo sé que siempre me has acompañado espiritualmente desde allá, pero cuando me quedo con esos abrazos sin dar, esos besos sin repartir… caigo en esta especia de marisma melancólico. Feliz navidad y recemos desde ya para que puedas estar el día de mi tesis, que el tiempo pase volando… y que la vida nos dfe la posibilidad siempre de recuperar el tiempo perdido. Te quiero.

      Me gusta

  3. Hector Jesús Betancourt garcia dijo:

    Deseo a todos los amigos de Isla nuestra” Feliz Navidad” y un próximo Feliz Año Nuevo”
    Que 2013 sea un año lleno de amor, salud y felicidad , para todos.

    Me gusta

  4. mayuli dijo:

    Que emocion al leer estas palabras carli no te conozco pero leo todo lo que cada domingo nos regalas pues eres tan trinitario como yo ,y de esas nostalgias que nos cuentas se muy bien tu sentir pues el mio es bien parecido ,ese abrazo que nos falta y esta maldita melancolia de estediciembre es imposible sentirla cuando tan lejos estamos de nuestros seres queridos ,pero a pesar de todo pues Feliz Navidad y a sobre llevar con nosotros esta carga de melancolia ,nuevamente Feliz navidad y un prospero año nuevo para ti y tu familia

    Me gusta

    • Muchas gracias, Mayuli, por dejar su impresión por vez primera en la isla nuestra de cada día. No importa que no nos conozcamos personalmete, lo importante es saber que esta islita gana en servidores, que ayuda a recordar buenos momentos , a compartir penas, a convertirse en asidero para quienes, como yo, también sientes melñancolías cuando llega diciembre. Un beso y felices fiestas!!! Lléguese cada vez que pueda por aquí, todas las opiniones son muy bien recibidas. Le deseo una feliz navidad y un buen año. Gracias otra vez.

      Me gusta

  5. Carli, un besote que ayude a despejar tanta melancolía. Ya verás que un día, sabrá Dios cuándo, podrás tener a todos en un solo abrazo apretado. Feliz Navidad, mi niño.

    Me gusta

  6. A mí, que diciembre no me trae melancolías, me ha causado añoranza este post tuyo. Que tienes un don para compartir amigos, islas y sensaciones!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s