Solo prefiero despertar

Solo prefiero despertar“Seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas”/Silvio Rodríguez 

Albergo un sinfín de experiencias para esperar el año nuevo. De niño lo disfrutaba hasta el cansancio con las fiestas en la terraza de mi casa, donde confluían amigos, conocidos de los amigos, familiares y hasta algún extraviado para esperar las doce.

 A las puertas del nuevo mileno hicimos una fiesta de disfraces, memorable competencia donde cada quien encarnó un personaje distinto. Rumberas, árabes, piratas, duendes, bebés, chinos, emperadores romanos, reinas africanas… invadieron aquel escenario improvisado en la terraza, en medio de los materiales de construcción arrinconados para terminar de construir la última habitación de mi casa, en los primeros días de enero.  

Ni la vecina escapó al concurso y a sus 70 años encarnó a una quinceañera- ramo de orquídeas en mano incluido- para intentar ocupar uno de los primeros puestos con su respectivo regalo. Mi abuelo, en calidad de alcalde de un pueblo inexistente, se erigió como el juez del certamen.  Al final, mi primo obtuvo el máximo galardón con el personaje de Juanita Alcantarilla, una mujerzuela de labios rojos, tacones altos, vestida con lentejuelas plateadas que en plena competencia “sedujo” al magistrado para garantizar el triunfo.

Décadas más tarde las fiestas dieron paso a tertulias acompañadas de música. Ya no se cocinaban las exuberantes cantidades de comida, muchos de quienes nos acompañaban siempre fallecieron; otros envejecieron, no bailaban tanto como antes, pero esperábamos la hora cero para brindar en aquella especie de club familiar.

Después encontramos en las ofertas de los restaurantes la opción perfecta para celebrar. La comida estaba hecha, no había que ocuparse del proceso de fregado ni de la limpieza del día posterior para limpiar la terraza o la sala de la resaca del festín.

Mas, en ese afán del eterno retorno, como diría el poeta, despedimos el 2012 otra vez en la saleta de casa, como en tiempos de antaño.

Paralelo a mi crecimiento, ha espigado también la pasividad respecto a las fiestas del 31 de diciembre, acaso porque los asuntos de la noche anterior todavía quedan pendientes en el tintero y no vislumbro en la primera alborada el famoso “borrón y cuenta nueva”.

¡Cuántos cubos de agua he “tirado”a las doce en plena calle! ¡Cuántas cuadras he caminado con maletas, mochilas, jabas de guano, de nylon… en mano para ver si por fin logro conocer las pirámides de Egipto o la Catedral de la Sagrada Familia, de Gaudí! Aun cuando busque el agua en Playa Pilar-una de las más bellas de Cuba- o salga con una bolsa Dolce and Gabbana, ni siquiera percibo la sombra de la llegada del amor vaticinado por los astros.

El primer amanecer del pasado enero me sorprendió en el hospital. Gracias a la negligencia de un chofer, dos de las personas con quienes nos reuniríamos para celebrar terminaron encamados en la sala de emergencias. Las felicitaciones llegaron entre el característico olor a medicinas y nos abrazamos por estar vivos, a pesar de la tragedia.

Mi único ritual de inicio de año consiste en abrir los ojos, estar en casa con mis padres, mi abuelo. Ya no escribo en una cuartilla vacía las metas a alcanzar a largo plazo porque la vida da muchas sorpresas, como dice el puertorriqueño Rubén Blades en la canción “Pedro Navaja”. Algunas oportunidades aparecen de manera inusitada; otras no llegan, por mucho desearlas.

Aunque, pensándolo bien, si el solsticio de invierno acaecido hace apenas unos días-un suceso que ha engordado los bolsillos de no pocos dueños de medios de comunicación, a juzgar por todo el revuelo en torno al supuesto fin del mundo- marcó el inicio de una nueva era… Entonces, ¿este año no correré cada domingo cuando llegue a Santa Clara para montarme en el superbús hasta la Universidad? ¿Los choferes del ómnibus Yutong no torturarán más a los pasajeros con reguetón en los viajes? ¿Wordpress me dejará programar las entradas del blog sin angustias?  

Anuncios

Acerca de Carlos Luis Sotolongo Puig

Joven reportero con alma de cronista y fotógrafo aficionado. Desde Trinidad de Cuba cuento historias a quienes decidan acompañarme.
Esta entrada fue publicada en Historias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Solo prefiero despertar

  1. Manuel dijo:

    Carlitin, cuando comento tus post siempre estoy a miles de millas de ti. Bueno, geograficamente… Pero este año, este 31 de diciembre maravilloso, rodeado de mis dos familias, la noruega y la cubana, en nuestra amadisima Trinidad, a las 11:15 pm, leyendo tu blog nostalgico, tan a los Carlos Luis, te agradezco la charla de ayer, los cocteles compartidos, las confesiones a cuatro manos, el paseo hasta la casa de Jose Francisco… Añore mucho conversar contigo, durante meses lo desee y Dios lo hizo posible. Tenemos muchas cosas en comun, pero destacan temas como la pasion por comunicar lo que pensamos y el afan de decir las cosas con valentia…
    A apenas minutos de un nuevo año, te agradezco que cada semana me hayas regalado esos post (dos por semana, duchas de cubania y autenticidad), te agradezco tus enseñanzas, que me hayas autorizado a publicar dos de mis poemas (engendros de hace años) en tus blogs y sobre todo te agradezco que seas ese tipo raro, maravilloso y genial que eres.
    Muchas felicidades. Te deseo que en ese nuevo año que se avecina se cumplan tus deseos y sobre todo que escribas mil y un posts mas, para mi alegria y la de todos los que te queremos y admiramos. Cuidate, flaco ya no tan flaco!
    Siempre tuyo, el Manue

    Me gusta

    • Manuel: Debo agradecerte infinitamente la fidelidad a la isla nuestra, aun cuando estás a solo unas cuadras en nuestra Trinidad querida. Soy yo quien te agradece el gesto de pasarme a saludar, de presentarme a ese bebé de compota que es Cristian, de llevarme a conocer a tu esposa… de hacerme partícipe de tu mundo. Qué bueno que todavía existen personas que cuando regresan dicen las mismas malas palabras y no llegan “en pose”, con una falsa amnesia que termina ridiculizándolos. Muchas gracias por cada martes.
      Soy yo quien todavía le falta mucho por aprender de lectores como tú.
      Un saludo bien trinitario y feliz año nuevo!!!!!!

      Me gusta

  2. Dr.Mario Alberto Triana Estrada dijo:

    Carli , primero de nuevo mis deseos de q este nuevo año te llenie de bendiciones a ti y nuestra famila , q en este nuevo año des riendas a tus conocimientos y aprobecha cada uno de los dones que dios te ha afrecido mi hermanito , un beso grande

    Me gusta

    • Gracias, Mayi. Este espacio te seguirá acercando a la isla de tus nostalgias aunque estén lejos, lo prometo. Ya verás cómo el tiempo pasa volando y estarás muy pronto de vuelta entre nosotros. Si sobrevivimos al falso apocalipsis maya, imáginate cómo no sobrevivir al tiempo que falta para estar de nuevo juntos!!! Un beso. Feliz año!!!!!

      Me gusta

  3. maria perez mena dijo:

    Solo decirte que continues como hasta ahora y espero que en mi próximo viaje a La habana hacer un huequecito y poder acercarme a tu ciudad y darte un abrazo. Gracias por todos y cada uno de tus artículos, me encantan y ahora decirte que en este Nuevo año que terminamos de inagurar hace unas pocas horas vamos a abrir un libro, sus páginas están en blanco, escribamos palabras sobre nosotros mismos. El libro se llama Oportunidad y su primer capítulo es el día de Año Nuevo, que se CUMPLAN TODOS y cada uno de tus deseos.
    Un abrazo. Maria

    Me gusta

    • María: con lectores como tú la continuidad de la isla nuestra de cada día es un hecho. Muchas gracias or estar cada martes junto a nosotros y no dudes ni un solo instante, que cuando vengas a Trinidad, en llegar a mi casa para que disfrutes de un café o un dulce. Será todo un placer conocer por fin a esa persona maravillosa llamada María que desde el comienzo decidió sumarse a la familia grande de Lente Compartido y también de este blog de escritura. Que también este 2013 venga lleno de cosas buenas para ti. Un abrazo desde Trinidad.

      Me gusta

  4. my blog dijo:

    I truly appreciate this post. I’ve been looking everywhere for this! Thank goodness I found it on Bing. You have made my day! Thanks again!

    Me gusta

  5. jajaja, como me he reído con eso de la vecina de 70 años que se disfrazó de cumpleañera! Carli, sorry, pero hasta hoy no pude entrar a tu isla, esta nuestra de cada día, y por eso leo en retroactivo todas las palabras que tengo atrasadas. Ya sabes que Internet se porta mal con nos.
    ¿sabes? este es el post ideal para agradecerte por el concierto de Navidad, por el no cumple con cake y helado de chocolate (sufre, Gisse!!) y para renovar mis votos de cariño, 😉 te quiero

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig dijo:

      Cuando vengas otra vez te presento a la vecina, vive al lado nuestro! Querida: qué es eso de justificar tu ausencia de la isla nuestra si todos sabemos de las majaedrías de WP?
      Un placer que al menos hayas estado con nosotros antes de terminar el año entre canciones, algún malestar de mami y ALEGRÍA…!!!!! (para mayor efecto sugiero poner cierta musicalidad a la palabra escrita en mayúsculas, tú sabes jejejeje) De lo que se perdió Gisse, verdad??? Un besote. TQ grande.

      Me gusta

  6. Pingback: Detalles | Isla nuestra de cada dia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s