El inseguro final de la Academia

El inseguro final de la AcademiaAl final terminaré creyendo en la sentencia tantas veces pronunciada por Carlos Joaquín Zerquera y Fernández de Lara, fallecido historiador de Trinidad, acerca de las maldiciones hechas por los esclavos para impedir que la ciudad prosperara tal cual merece.

“En cada esquina descansa un objeto bajo tierra, sepultado con el mayor recelo por los negros arrancados de su África natal como venganza al desarraigo, a la humillación sufrida a manos de los colonizadores”, decía aquel hombre de corta estatura e inteligencia desmedida, sentado en el sillón de mi casa.

Prefiero acogerme al mito para explicar el desasosiego que tengo después de leer sobre la encrucijada en el cuartel de Dragones, gracias a la pericia de Enrique Ojito Linares, reportero del semanario Escambray, sobre la tan llevada y traída clausura de la Academia de Artes Plásticas Oscar Fernández Morera, de Trinidad.

Al principio también creí poco en los comentarios de acera, pero al conocer que “el destino de la Academia (…) permanece con signos de interrogación, mientras sigue callada la voz del Centro Nacional de Escuelas de Arte”, el desasosiego crece por días porque el hecho de aludir al problema-aunque todavía no hay veredicto alguno, aclaro- permite dilucidar que “algo” se cocina en las altas esferas.

Más allá de reordenamientos, me preocupa cómo Trinidad debe desprenderse de una institución de referencia nacional de cuyas aulas-talleres han emergido artistas de altísimo nivel, un lugar que ha evolucionado dentro de la ciudad misma: desde la itinerante Escuela Elemental de Artes Plásticas, fundada en la década del ´70, hasta la hoy Academia de Artes Plásticas Oscar Fernández Morera, establecida en su actual sede -único cuartel de Dragones que se conserva en Cuba, cabe notar-; un sitio con las condiciones óptimas para el proceso de aprendizaje de las distintas manifestaciones de las artes plásticas no solo a jóvenes de la localidad, sino a otros llegados de diferentes provincias.

Cada vez duele más ver cómo una villa a las puertas de su 500 cumpleaños, lejos de acumular triunfos, es despojada de lo poco que ha sobrevivido a debacles de toda índole, desde las diferencias históricas con otras ciudades del país y la cabecera provincial hasta las consecuencias de liderazgos signados por la apatía y el poco interés en rescatar la vida cultural del terruño.

Tal vez algún esclavo, en una suerte de Melquíades africano, vaticinó en lengua yoruba el destino del inmueble mientras permanecía en el barracón inhóspito que fue este lugar hacia 1818, y entonaba la profecía a viva voz aunque los españoles no lo entendieran. Quizá los brujos previeron cómo el edificio sería modificado para fines militares y se inauguraría el cuartel de Dragones, más tarde devendría en estación ferroviaria, luego en la Academia y terminaría presa en las brasas de la incertidumbre, a la espera de un final que, ojalá esté equivocado, será el destierro.

Anuncios

16 Respuestas a “El inseguro final de la Academia

  1. CARLITOS ES INCONCEBIBLE QUE UNA INSTITUCION COMO ESA DESAPAREZCA. REALMENTE SE NOTA EL DESINTERES DE LAS AUTORIDADES MUNICPALES Y PROVINCIALES DE CULTURA Y TAL VEZ EL DESCONOCIMIENTO DE LAS AUTORIDADES NACIONALES. CREO QUE SERIA SALUDABLE QUE LOS INTELECTUALES DE TRINIDAD QUE ESTAN REGADOS POR TODO EL PAIS Y POR EL MUNDO, ASI COMO OTROS LIDERES DE OPINION DE NUESTRO MUNICIPIO, SE DIRIGIERAN AL M9INISTERIO DE CULTURA PARA ABOGAR POR LA CONTINUACION DE ESTE CENTRO EN SUS FUNCIONES ACTUALES.
    QUE NO HAY DINERO PARA MANTENERLA?
    POR QUE NO CONSIDERAR QUE SE CONVIERTA EN UNA ESCUELA INTERNACIONAL DONDE LOS INTERESADOS PAGUEN SU MATRICULA Y SU ESTANCIA Y CON ESO SE AYUDA A SUFRAGAR LOS GASTOS?
    POR QUE NO CREAR CURSOS DE PERFECCIONAMIENTO O DE ACTUALIZACION PARA LOS ARTISTAS YA ESTABLECIDOS Y PARA PERSONAS QUE POR SU ENRIQUECIMIENTO PERSONAL QUIERAN ESTUDIAR ALGUNA MANIFESTACION ARTISTICA? POR SUPUESTO PAGANDO POR LOS ESTUDIOS.

    POR QUE NO ANADIR OTRAS MANIFESTACIONES ARTISTICAS A LA ENSENANZA???

    ESTO HA SIDO UNA PREOCUPACION DE LOS QUE CONOCEMOS DE ESTA SITUACION POR MAS DE DOS AÑOS Y PARECE QUE AL FIN VAN A LAPIDAR ESTA JOYA DE LA CULTURA TRINITARIA.
    QUE PENA!!!
    EN LOS ALBORES DEL 500 ANIVERSARIO!!!!

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Jose: sin dudas son muchas las estrategias que pudieran implementarse para explotar aun más este centro, pero no todo depende de las buenas intenciones, o de las ideas. Recuerda que se trata de un engranaje mucho mayor, al que a veces no llega la voz del reclamo popular… Solo queda esperar. Esperemos y pronto se sepa cuál será el final de la Academia, para bien o para mal, pero salir de estas ascuas de una vez y por todas. El abrazote de siempre.

      Me gusta

  2. Carli hace alrededor de un año supe que se estaba “cociendo” el cierre de la Escuela, como la conocemos todos los que de un modo u otro hemos estado vinculados a ella, estuve llorando tres días sin mentir, llamé y le escribí a varios intelectuales y artistas, escribí al ministerio de Cultura, y más. De los artistas e intelectuales recibí numerosas muestras de apoyo, todos sin excepción me dijeron que cualquier cosa que se pudiera hacer que les avisará para sumarse, no así del Ministerio que me dieron la callada por respuesta al igual que del Consejo Nacional de Artes Plásticas donde también escribí. La academia de Bellas Artes de Trinidad es más que una escuela, una institución cultural fundamental e imprescindible dentro de la cultura trinitaria, centro neurálgico de casi todas las iniciativas culturales y artísticas de la ciudad, sin ella a la cultura trinitaria le faltará la cabeza y el cuerpo de todo el movimiento cultural que mueve el espíritu y el pensamiento contemporáneo de la ciudad. Curiosamente aunque trate de sensibilizar a numerosos intelectuales trinitarios ninguno me contestó, atenazados por un miedo provinciano e incomprensible destinado a no crear inconvenientes a nada de lo que venga dictado desde “arriba” “no vaya a ser que me meta en un problema”. Son los alumnos y el cuerpo de profesores de la escuela conjuntamente con los intelectuales de Trinidad agrupados en la UNEAC y en la AHS y todos los que medianamente les importé la cultura de la ciudad , los que tienen que hacer un frente común para evitar el desastre, pues sí de Trinidad se llevan la Escuela, esto será el pistoletazo de salidas para convertir a Trinidad en un circo destinado al turismo más pueril y devastador , a un parque temático que inexorablemente, como le ha pasado a otras ciudades “históricas” del mundo donde sus autoridades han sucumbido al dinero fácil y rápido, y que más tarde o más temprano se convierten en ciudades sin almas moribundas o muertas de éxito.

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Pensé mucho en ti, Rayma, aunque no lo creas. Recuerdo aquel mensaje que me enviaste por Facebook en un grito de dolor y desesperación cuando me decías: “corre, Carli, corre, que nos cierran la Escuela de Arte”. Te entiendo perfectamente, y sé cuánto significa este lugar para ti, pero yo no puedo correr más que escribir este post, con la esperanza que alguien logre ver que a veces hay que hacer una excepción dentro de los procesos de reordenamiento. Ay, Rayma, el problema es que hay que querer a Trinidad, por encima de todo. Y ese amor no se tiene en cuenta cuando se trata de desprender a la ciudad de su vida cultural, de todo. Crucemos los dedos. Un besote.

      Me gusta

  3. Este asunto tiene muchas aristas. En febrero conversé con Tony, Director de la Academis. Él se manifestó seguro de la desaparición de la escuela. Dijo que había “discutido” con muchos funcionarios y todos manifestaban enorme cantidad de argumentos para “permutar” la escuela para Santa Clara, por bla-bla-bla… Ya sabemos…
    Coincido con Rayma, los únicos que pueden salvar la escuela en Tridad son los intelectuales y artistas del territorio. Pero ellos guardan silencio. Por qué? Qué ha llevado a que artistas de la talla de Luis Blanco o Carlos Mata no sean escuchados? Sin dudas ellos quieren hablar, pero están hartos de no ser atendidos y respetados.
    Una cosa que daña invreíblemente el asunto es algo que escuché decir: de qué artistas estamos hablando? De unos jovencitos raros que tienen inundadas las galerías legales e ilegales de la villa con sus candonguitas para hacer unos centavitos? Fue tan irrespetuoso eso! Si esos muchachos recibieran un poco más no se verían obligadops a pintar sus cositas! Y de quien hablamos en realidad es de ese maravillosos claustro de profesores que la escuela siempre ha tenido, de sus extraordinarios alumnos graduados, de la gloria de desde esos muros se construyó a lo largo de tantos años, de la lucha de los artistas que desde adentro de la ACADEMIA TRINITARIA (que quizás sea lo que duele) mantuvieron para salvar un proyecto de la cultura, y no sólo trinitaria, sino cubana.
    A fin de cuentas, las autoridades debieran pensar que esa escuela está situada en Trinidad, no en Honolulu. Que sus artistas proyectan su éxito desde las enseñanzas recibidas allí y que cuando exponen en el MOMA dicen con sano y enorme orgullo: “Yo soy uno de los graduados de la Academia de Artes plásticas de Trinidad. Seguro que cierran la escuela, sí. Pero esas mismas autoridades nunca podrán cerrar la historia y la tradiciones que la escuela arrastra. Y nunca podrán borrar el orgullo de los que desde ella y en sus alrededores (músicos, teatristas, bailarines) tallaron con afán en los años regalados.
    Cierran la escuela, sí. Para deshonra de quienes la cierran.

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Manuel, sabia el sabor amargo que te dejaria este post, pero era mi deber desahogarme y compartir esta catarsis con ustedes, que tanto quierena Trinidad. Esperemos y todos los esfuerzoa la final resulten validos. Un abrazote.

      Me gusta

  4. No solo la deshonra es de quien la cierra sino, si cabe más, de quienes lo permiten.

    Me gusta

    • Estos funcionarios (léase in-funcionales) no leerán nunca este post valiente de Carlitín y nuestras protestas airadas y amargadas. Se blindan en sus cargos, hacen oídos sordos al reclamo de cordura -porque es de locos cerrar la Academia-, esgrimen argumentos faltos de sentido y forman el frente común contra nosotros, tildándonos de irreverentes y carentes de cultura política.
      Ante esta situación propongo abrir una página en facebook para combatir a favor de la escuela. Podemos invitar a intelectuales, artistaa, periodistas… Y todo despejado, nada de política, muy transparente. Un grupo abierto para salvar nuestra escuela!

      Me gusta

  5. Ricardo Ruiz de Porras

    Me parece que esto refleja un mal mucho mayor que se manifiesta cada vez mas en muchos pueblos de América, donde a falta de recursos, es mas la falta de interés y peor aun la dejadez de la ciudadanía por mantener una cultura y caudal histórico intactos. Hoy es la Escuela de Artes Plásticas, mañana sera algún museo, alguna escuela, o algún edificio con incalculable valor histórico. Me parece que nos hemos dado cuenta que lejos de resolver problemas, los gobiernos muchas veces existen para crearlos. A falta de ideas y nuevas iniciativas, es el pueblo entonces el llamado a tomar cartas en el asunto y moverse, armado de auto-gestión y auto-motivación para revivir lo ultimo que le queda: su hegemonía como pueblo sobre la indiferencia de otros. No se trata de cal y arena, se trata de alma y corazón de pueblo. El paciente se nos muere, pero de tristeza y melancolía…

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Bienvenido, Ricardo, a la isla nuestra. Muchisiams gracias por hacerse eco de este post de desesperacion y por sus impresiones. Ojala esto no se converta en una suerte de juego de domino para Trinidad, yo tengo fe que solo sera un mal momento, pero que al final recapacitaran. Al menos, me aferro a esa esperanza por ahora. Lleguese cada vez que pueda a este blog. Un abrazo.

      Me gusta

  6. maria perez mena

    Pero como pueden cerrar esa institucion que comentas es tan importante para la ciudad? ES INCONCEBIBLE. Esperemos se lo piensen mejor y continue abierta. Un abrazo y una estupenda semana Carlos

    Me gusta

  7. Héctor Jesús Betancourt García

    Carli tu artículo es magnífico y una gran verdad que se esfuma de nuestras manos, ¿ Que hacer? Qué decir?
    Si los que pueden, no hacen nada por
    Salvar la escuela de arte.
    Yo no quiero ser repetitivo y me sumo totalmente, a los comentarios de José Fco, de Raymaluz, de Manuel Alberto, esa idea suya que comparto, crear un grupo abierto sin política, sólo un único tema , salvar nuestra escuela de arte.
    Yo también puedo decir con orgullo que mi hermano Joel, estudio y se formó en esa escuela que hoy quieren cerrar , los que simplemente no les duele, ya sea por ineptos o por no romper una lanza a favor de la cultura y el arte de nuestra querida Villa.
    Un abrazo grande y fuerte a todos.
    Y a ti Carli por luchar desde tu blog por algo que es simplemente una gran injusticia.
    Gracias .

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Pense mucho en Joe, Hecti, cuando escribia este post. Me acorde de fermin, de Toto, de Alexander Arrecehea, de tantos buenos artistas que alguna vez estuvieron en las aulas telleres de este sitio. Gracias por acompañarme en esta lucha, gracias por acompañarme siempre. Un beso.

      Me gusta

  8. bueno, para salvar Trinidad no puedo hacer nada….pero a ti te puedo dar un abrazo anti-brujería…eso sí, te protege de la brujería, pero te causa una cantidad de malos ojos! que no te cuento la envidia que puedes despertar! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s