El enigma del daguerrotipo

El enigma del daguerrotipoA Mercedita Betancourt, por confiar esta historia a la Isla nuestra de cada día, por estar siempre dispuesta a servir.  A la familia Betancourt Echemendía, por abrirme las puertas de su casa.

El día que la embarcación abandonó el puerto de Casilda, don Antonio Herr y Salazar tenía bien claro el motivo del viaje: llegar hasta la Ermita de la Virgen de la Caridad del Cobre, en Santiago de Cuba, cumplir una promesa hecha tiempo atrás y hacerle una foto a la Patrona de Cuba. Le acompañaban sus amigos don Pedro Montardy, don Rosendo Armada, don Miguel Sánchez, don Ricardo García y el pintor Manuel Castillo, cuyo deseo era llevar al lienzo la imagen de la Virgen Mambisa.

Herr y Salazar alcanzó tal maestría en el arte del daguerrotipo que a pesar de los avatares de los años muchas casas de la ciudad conservan intactas varias obras del artista.

Tal vez mientras el barco surcaba los mares, el trinitario entretejía en su pensamiento los beneficios a obtener por la venta de la imagen, pero nunca pudo avizorar cómo aquel periplo le haría protagonista de una historia signada por los misterios de la fe, que cambiaría su existencia para siempre.

Al llegar a la Ermita, dicen, devotos, curiosos, mendigos… miraban con extrañeza el artefacto sobre los hombros del fotógrafo, entre ellos una anciana que le preguntó el propósito de la carga. Es para retratar a la Virgen, explicó él. Sólo si ella se lo permite, acotó la señora. Cuentan que la risa de los viajeros irrumpió en plena calle y siguieron de largo.

Horas más tarde aquellas carcajadas de incredulidad se tornaron constante sudor en el cuerpo de Herr, al ver cómo las planchas de cobre plateado se apilaban una sobre otra con borrones imprecisos. Ajustaba el equipo, revisaba los materiales…, mas no asomaba ni el indicio de una silueta bien definida; solo borrones. Uno de sus compinches le recordó la sentencia pronunciada por la mujer. El fotógrafo continuó su infructuosa caza de desperfectos.

Cuando no faltaba resquicio por revisar, tuerca por ajustar… el artista cayó de bruces ante la Madre de todos los cubanos, le imploró reproducirla en un daguerrotipo y prometió que todas las ganancias serían destinadas a su culto. Entonces, dicen, la cámara disparó un flash nunca antes visto, emergiendo una imagen con el don del deslumbramiento, que el pintor Manuel Castillo reprodujo en lienzo, años más tarde.

Parecería una suerte de leyenda, un mito de pueblo… Parecería, incluso, un cuento concebido a propósito de la novena a la Virgen de la Caridad del Cobre, vísperas de su fiesta patronal. Pero tengo en mis manos dos pruebas irrefutables: ahora mismo leo algunos detalles de esta historia en un libro raído por el tiempo y tengo ante mis ojos el cuadro firmado por M. Castillo, dedicado a Herr, que cuelga en la sala de la familia Echemendía, en Trinidad.

Anuncios

27 Respuestas a “El enigma del daguerrotipo

  1. ADEMAS DE ENJUNDIOSO, TU COMENTARIO VIENE MUY A PROPOSITO YA QUE ESTAMOS EN PLENA NOVENA DE LA CARIDAD! QUE LA VIRGEN NOS SIGA BENDICIENDO A TODOS.

    UN VOTO ESPECIAL POR LA SALUD DE NUESTRO AMIGO TOTO!!!

    Me gusta

  2. Dr.Mario A. Triana Estrada

    Bonita historia , que nuestra virgen mambisa nos siga protegiendo y escuchando nuestras plegarias, gracias carli a ti y a mercedita

    Me gusta

  3. linda historia , gracias k nos siga protegiendo , la adoro gracias a los k han sido posible esta leyenda especial merce k dios te bendiga

    Me gusta

  4. soy testigo de esta historia contada por mi famila y la imagen palapada dia a dia a pesar de su deterioro. Lindas letras carli felicidades

    Me gusta

    • Ay, Do, bienvenida a la isla nuestra!!!! Gracias miles por llegarte. Cuando escuché esta historia, supe que no existía nada mejor para escribir este martes. Gracias a tu mami, que accedió a contarme esta historia maravillosa. Un beso y llégate más a menudo por aquí. Besos.

      Me gusta

  5. Interesante anécdota y muy bien escrita. Felicitaciones.

    Me gusta

  6. Hola carlos, muy bueno este martes y siempre,nos sorprendiste con la carolina en el pos la isla nuestra pero todavia no se como dejarte un comentario pasa por aca para que me expliques, un beso y te deseo aun mas éxitos, un besito

    Me gusta

  7. Ya tu sabes de mi adoración por Cachita, así que no hacen falta comentarios extras.

    Me gusta

  8. Héctor Jesús Betancourt García

    Preciosa Historia, sobre nuestra querida ” Patrona” y sobre todo lo del Flash, me he emocionado, fíjate Carli, que desde niño visito la casa de mis primas y no conocía de parte de Dieguito Echemendia o de Concha Font
    que eran de mucha charla en el café del mediodía esta preciosa leyenda, me alegra mucho conocerla a través de Isla Nuestra y saber que ha llegado a tí desde la familia Betancourt Echemendia.

    Me gusta

    • Pues ya conoces la historia, Hecti!!! Cuando la escuhé quedé fascinado por esos misterios de la fe. También yo había visto ese cuadro desde que tengo memoria, pero nunca pensé el halo místico en que estaba envuelto. Ay, esa virgencita nuestra nunca deja de deslumbrar, ¿verdad? Un beso y gracias por formar parte de esa familia con historias tan interesantes. Te quiero.

      Me gusta

  9. Carlitin repito las palabras de héctico, tantas tardes sentada en los sillones dela saltea esperando el café y nunca oí esa maravillosa historia de nuestra virgencita. Gracias mi niño por hacer que a través de tu página conozcamos todas esas leyendas, que forman además parte de nuestra ciudad. Besitos

    Me gusta

    • Es que a veces, Isa, las historias llegan de improviso. Esas historias a las que tanto me aferro son las cuecen ese rostro mágico de Trinidad, que tanto me cautiva. Gracias siempre por leerme. Sigo tras la búsqueda de nuevas historias para intentar seducir y sorprender cada martes. Un beso.

      Me gusta

  10. Carlos, yo habia escuchado muchas historias sobre nuestra Patrona La Virgen Maria de la Caridad, pero la verdad nunca habia escuchado esta.
    Me laegra tanto que jovenes como tu con tanto talento tambien tengan tanta FE,que la virgen te bendiga siempre para que podamos seguir disfrutando de historias como estas,para que podamos seguir recordando nuestros paisajes.Muchas bendiciones,Iris,,,,,,,,,,

    Me gusta

    • Muchas gracias, Iris, por sus elogios y sus comentarios. Honestamente, todas esas historias me fascinas, me seducen a tal punto que me pregunto muchas veces cómo es posible que algunas de ellas se pierdan por el paso del tiempo y a veces nos conformemos con hechos científicos, fríos, que también son importantes -aclaro-, pero esta otra arista de la ciudad -la popular, la que se entreteje día a día- también merece ser rescatada. Gracias por llegarse. Espero nos acompañe cada semana. Saludos.

      Me gusta

  11. Me alegra,,,,

    Me gusta

  12. Yo naci en mi lindo terruno Trinitario, pero hace muchos anos no lo veo, gracias a personas como tu sigo actulizada de la vida de mi pueblo.

    Me gusta

  13. Carlos esa foto de la Torre de lo que se convirtiera en una escuela de primaria donde pase mi 5to y 6to grado,mi esposo la reprodujo en lienzo y es el cuadro mas lindo que tengo en la sala de mi casa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s