A oscuras

A oscurasHace una hora, más o menos, se quedó a oscuras el reparto universitario, donde transcurren mis días de lunes a jueves. Por suerte cociné temprano porque, sinceramente, no sé qué sería de mí con el estómago vacío a esta hora -8:30 pm-, máxime si hoy es jueves, lo cual significa reserva agotada de galletas y sirope, y el fogón donde preparo la comida es -adivinen- una hornilla eléctrica.

Gracias a Dios, de los años ´90, el período más lúgubre que haya conocido Cuba si de apagones se trata, recuerdo poco, pero con los 15 días que viví a oscuras después del demoledor paso del ciclón Denis, en 2007, y las noches de mi adolescencia que me sorprendieron con una penca de guano en la mano para quitarme el calor en los días de la severa crisis energética en la isla tengo suficiente.

Mas, sería falso negar cuánto me he divertido hoy porque aun cuando ha transcurrido bastante tiempo desde el Período Especial, el apagón todavía saca de quicio, todavía sorprende…, Las frases, las manías permanecen inmutables y, ante el corte de luz, reaparecen en un santiamén.

El proceso, de estructura en espiral, consta de varias etapas. La primera de ellas es la queja. Por eso, apenas se apagaron los bombillos, se oyó a la vecina decir: “Ay, Dios mío, ahora sí está bueno esto”. No importa si se trata de una avería o un problema más serio: lo importante es desahogarse. Cada quien tiene su expresión. La de mi padre es: “Anda, qué rico, Tata”.

Después llega la segunda fase: investigar las causas. Acaban de llamar a la Planta Eléctrica e informaron que un transformador explotó y la Universidad, junto a sus barrios aledaños, está a oscuras; que están trabajando en eso, pero demora. Ahora la vecina entra en el desquicie, tercer escalón del espiral. Por eso vaticina: “¡Mi madre, esto es pa´ largo! ¡Échale guindas al pavo! Yo te digo a ti. Caballero, no escampa, ñooo, aquí no escampa”. En este momento se acuerda del avance de la novela, lo cual la enerva aún más: “Con lo bueno que estaba el capítulo de hoy. Fulana se encontraba al fin con Perencejo… ”.

Un perro ladra. Grillos y chicharras amenizan la penumbra. Los dueños de la casa de enfrente hicieron una fogata pequeña para alumbrarse -tal vez una costumbre de aquí-. Si estuviera en Trinidad, mi padre ya hubiese sacado los sillones para la acera.

Ahora la vecina entró en la cuarta etapa: la proyección, un mecanismo de defensa, según estudié en Psicología. Es necesario canalizar la molestia. Para eso está el hijo, sin bañar todavía. Por eso ella -la vecina, su madre- le repite: “Te lo dije, pero es que tienes la cabeza muy dura. Siempre es lo mismo contigo, mijito. Ah, y no has hecho las tareas. Pues, mira, déjate de boberías y abre la libreta, porque a la hora que venga la luz vas a empezar aunque no duermas”. Me parece escuchar a Galinka pronunciar casi las mismas palabras. Me río. Oigo el sonido de una mochila al abrirse y unos libros puestos a regañadientes sobre la mesa.

Es tarde. Hace calor. La vecina entró ahora en la última  etapa: la resignación, acompañada de un rápido análisis logístico para precaver ante otra «fuga imprevista de electricidad». “Mañana voy a comprar velas. Todavía quedan algunas, pero nunca sobran”, le dice al marido.

Hablando de velas, ya se terminó la primera de las mías. A la segunda le queda poco. Debo terminar de escribir antes que la luz se consuma. La llama se agita. Los trazos se deforman por el apuro. “No te vayas a apagar, me falta poco -suplico- Déjame llegar el punto final. No te vayas a apag…”.

Anuncios

19 Respuestas a “A oscuras

  1. Simplemente espectacular no cabe duda que la sabiduría e instrucción con la que escribes la heredaste de tu padre mis saludos desde Miami a Galinka y Carlos de parte de Viviana

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Viviana: no sabes la aegría que has dado con tu comentario en la isla nuestra este martes. Muchas gracias por elogios, me has sacado los colores, te lo juro. Un beso grande de parte de todos y espero te llegues siempre que puedas a esta islita que cada martes pretende compartir historias. Miles de besos.

      Me gusta

  2. Cuando se vaya la luz, mi negra! Jejeje, me parece estar oyendo al trovador! Y también a tu puro, en plan desproticador contra las verdes y las maduras, mientras carga los sillones! Y los refunfuños de Galinka! Y los comentarios del Perucho! Jajaja, casi extraño los apagones! Bueno, no tanto!
    Ligeramente humorístico, pero amargamente ácido tu post de esta semana, flaco! Pero me gustó!
    Abrazos de tu familia vikinga!
    El Manue

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Esa canción de Frank Delgado me trae buenos recuerdos, Manue…
      Ya sé que tú y los apagones ni simpatizan mucho jejejeje, pero no podía desperdiciar esta historia en la Isla nuestra este martes. Un abrazote para todos!!! (Lleno de luz, cabe notar jejejeje) 😉

      Me gusta

  3. Carli, cuantos y cuantos apagones……. Y la gente cargando con las colchonetas para dormir en la placa, y sacar las sillas o sentarnos en el quicio de la puerta a conversar y hablar con el vecino…… Luego los comentarios…. Un si exploto el transformadores, que si es de Cienfuegos, que si es general……. Dios mío, cuantos recuerdos han venido a mi mente con la lectura de hoy. E res increíble, como siempre …… Exitos y cariño , mucho cariño para ti, beba, Perú y. Tus papis. Los kiero

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Mi vida: todavía conservo algunos de esos recuerdos porque en la esquina de mi casa empezaba otro circuito, el 59, y el de nosotros era el 60. Me acuerdo de las noches en que íbamos, yo con las amistades, en busca de una casa con electricidad para ver la novela y tantas cosas que si las escribo, la lista sería interminable. Un besote y gracias miles por comentar!!! Sé que siempre le sigues los pasos a la Isla nuestra. Te quiero mucho.

      Me gusta

  4. Hay que ver qué partido le has sacado al apagón.
    Genial, Carlos Luis.
    Mi abrazo desde Canarias.

    Me gusta

  5. MUY BUENO Y ACERTADO; HABLAR DE CICLON Y APAGON,ES ALGO QUE NOS PONE A TODOS EN UN PURO STRESS, DESPUES LLEGARON OTROS Y OTROS, PARA SUERTE NUESTRA ESTE AO ESTAMOS MUY TRANQUILOS SIN CICLONES NI APAGONES.

    _____

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Ni lo menciones, Mechi. Apenas anuncian la posibilidad que un huracán aumente su categoría y todo el mundo sale ara buscar las provisiones jejejejeje. Somos divinos!!!
      Gracias por sortear los obstáculos de la conexión para dejarme tu comentario este martes!!! Un besote.

      Me gusta

  6. Mi pequeño muchacho, me fascina la forma en que escribes, sobre todo porque perteneces a la “generación perdida” pero has sabido salir a flote; me alegro mucho de que los cubanos sigamos teniendo esa extraña capacidad para reirnos de nuestras desgracias, te aseguro que gracias a eso avanzamos hacia lo increible. Estudié en la universidad de oriente durante los años 89 al 94 por lo que el período especial me agarró en una esquina y allí quedé irremediablemente acorralada, en aquel tiempo vivimos alumbrones en lugar de apagones por tanto me atrevería a asegurate que ni los 15 días que sufriste cuando el Denis, ni estas pocas horas que has sufrido ni las que están por venir te pueden ilustrar fielmente lo que es un apagón. Continúa con tus post que son muy divertidos y además nos hacen reflexionar. Feliz jornada para los de la isla nuestra de cada día.

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Ay, Gertrudis, sus comentarios siempre hacen a uno suspirar. Gracias!!!
      Los cubanos somos una creacón aparte a la Creación misma (que Dios me perdone), pero es que nuestra capacidad de adaptación, de ingenio, de ocurrencia son desbordantes!!!
      Como bien dices, es esa sonrisa ancha con la que damos de frete los problemas -y hasta los burlamos-, lo que nos ha permitido salir a flote. Un saludo de martes para ti y el agradecimiento por acompañarme otra semana en esta Isla nuestra de cada día. Regresa pronto…

      Me gusta

  7. Héctor Jesús Betancourt García

    Hola Carli tus post son buenos No, lo siguiente….” Buenísimos” bien acertados y con su toque gracioso, de los apagones que sufrí, tengo buenas anécdotas, por la forma en que cada cual se expresaba al irse la corriente, pero mejor paso de decirlo, también la manera de cada familia en tomarse el apagón, te aseguro que mi querida abuela Isabel, los sufría y eso me afectaba a mi, por verla como se ponía, pero la verdad es que en general el pueblo cubano se ríe y sabe salir a flote de sus propias desgracias y los apagones forman parte de ello.
    Besos Carli .

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Esos ojos del corazón con los que tú me miras, Hecti!!!!
      Uno se ríe después de todo (bueno, no creo que queden muchas alternativas), pero a veces esos imprevistos nos sacaban de quicio. Ya te digo: si yo no hubiera cocinado, te garantizo que mi catarsis hubiese sobrepasado la de la vecina jejejeje. Un beso grande.

      Me gusta

  8. Carlos como siempre tu manera de describir las cosas que todos vivimos en algun momento de nuestras vidas es genial, cuantos recuerdos vinieron a mi mente,cuantas personas recorde con leia tus fraces que decia tu vecina.Nada amigo es como algunos te escriben aqui, nosotros hemos tenido que reirnos de nuestras desgracias para poder continuar la vida con alegrias y un poco de humor.
    Que dios te bendiga siempre para que podamos seguir disfrutando tu obra,Mis carinos,,,,

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Ese es precisamente el motivo: despertar recuerdos, Iris, esos recuerdos que nos han formado parte de nuestra vida, y de los cuales nunca nos desprenderemos porque han hecho la vida misma mucho más atractiva a la hora de contarla.
      No me gustan los apagones, lo admito, pero también es cierto que esa capacidad nuestra de levantanarnos y rerinos de nuestras propias dificultades, es lo que nos hace únicos, y hasta irreales.
      Muchas gracias por estar pendiente cada semana de esta bitácora. Aquí la espero cada martes. Muchos besos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s