¿Iberostar o Campismo?

Iberostar o Campismo?Mirando el gesto de desprecio y petulancia de la carpetera del hotel me preguntaba qué gallo cantaría si en ese momento yo tuviera nacionalidad española, francesa, japonesa… cualquiera, menos la mía.

Un día antes llegaba yo al Iberostar Daiquirí, en Cayo Guillermo, Ciego de Ávila, dispuesto a disfrutar de mis últimas vacaciones como estudiante, porque la semana próxima, a estas horas, estaré en mi segundo día laboral. Gracias a mis papis logré enrolarme en esas ofertas que hacen para los cubanos en los meses de julio y agosto -sepa usted que la palabra “oferta” es otro de los tantos eufemismos comunes por estos lares-.

Después del check-in nos llevaron a la habitación. ¡Vaya sorpresa! ¡The room was not ready! A la entrada una especie de cascada en miniatura saliendo del aire acondicionado y llegaba hasta las camas. Pensé era culpa de los clientes anteriores. Craso error el mío cuando regresé dos horas más tarde y vi el cuarto preparado, pero con la inundación aún más grande. Llamé a recepción. Mandaron a los técnicos a arreglar el desperfecto. “Es que la cajita por donde desagua está desequilibrada, pero esto se arregla, no se preocupe”, me explica el compañero.

Me voy la piscina. Música, traguitos, buena compañía. La tarde va cayendo en un paisaje romántico. Llego a la habitación y… el romanticismo se diluye en ese charco que otra vez cae desde la rejilla del aire acondicionado. Otra llamada a los técnicos, que vienen y esta vez solucionan la avería picando un pomito de agua mineral Ciego Montero para sostener esa dichosa cajita de agua. ¡Ay, pomitos de agua, laticas de embutidos, jabitas de nylon… qué sería de las innovaciones cubanas sin ustedes!

Y ya tarde, en el silencio de la noche, cuando las luces se apagan, como describiría una novelita rosa: ¡Taratatán, apagón en todo el piso! Sí, queridos amiguitos, apagón en un edificio de un Iberostar cuatro estrellas. En un flashazo -esos flashazos provocados por la ira- me pregunté si estaba en un hotel Iberostar o en una base de Campismo Popular (con el debido respeto a los trabajadores de la mencionada instalación de veraneo para los cubanos, no me malinterpreten). Entonces ahí, en la oscuridad, reparo que en el piso donde me alojo están los cubanos. “Mmm… ¡qué raro!”, diría satíricamente el humorista Jorge Díaz si estuviera ahí. Viene el técnico -el pobre, hay que darle la medalla del mérito laboral- y nos dice que la fase de ese módulo tenía algunos problemas en los últimos días, pero él nos devuelve la luz.

Seis de la mañana. Me levanto a orinar. Piso frío y mojado. Adivinen… ¡el charco está de vuelta! ¡The pool is back! Quien comparte el cuarto conmigo baja al lobby y pide cambio de habitación. Se lo niegan. “El hotel está a tope”, le engañan. Pide hablar con el Jefe de Carpeta. La recepcionista tambalea y “¡qué suerte, hubo una cancelación de último minuto y podemos darle una habitación nueva, en otro módulo!”. Sonríe plásticamente y yo la miro con ese gesto de engáñame que me gusta.

Nueva habitación. El piso seco. Las camas hechas. Empiezan las comparaciones: en el primer cuarto había un televisor ATEC-HAIER, en esta hay un Samsung de pantalla plana; la primera estaba en el fin del mundo, esta tiene vista a la piscina; en la primera faltaba una lámpara de noche y un cuadro en la pared, esta está perfecta; en la primera el mini-bar no enfriaba, en esta el agua está casi congelada…

Si yo fuera francés, ¿hubiese tenido que dormir una noche entera en una habitación con un aire acondicionado en mal estado? ¿Acaso no pagué (y bastante caro, cabe notar) para tener confort durante tres noches y cuatro días como cualquier huésped? ¿La primera habitación donde estuve sería una de esas que cierran de vez en cuando a causa de desperfectos, y nos habían ubicado allí para repartir las ganancias entre sabe Dios cuánta gente del hotel? ¿Por qué los CUC que mis padres ahorraron durante el año valen menos que los euros y los dólares? ¿Por qué la recepcionista me miró como si fuera una cucaracha cuando le exigí por mis derechos como cliente? ¿Por qué me discrimina una cubana como yo?

Silencio. Salgo al balcón, al fondo queda el mar. Vuelve otra vez la pregunta: ¿Y si yo fuera turista…?

Anuncios

17 Respuestas a “¿Iberostar o Campismo?

  1. ESTIMADO CARLITOS! AHORA QUE CO IENZAS TU VIDA REAL!?
    PREPARATE PARA SUFRIR UN SINNUMERO DE ESTOS AVATARES!!!!
    TE ASEGURO QUE QUIEN DISEÑO EL; PLAN DE OFERTAS ESPECIALES D E VERANOS PARA CUBANOS NO INCLUYO ESTOS MALOS TGRATOS EN SUS PLANES. OJALA QUE LOS DIRECTORES DE LOS IBEROSTARS, MELIAS Y OTRAS CADENAS QUE ACTUALMENTE PERMITEN EL ALOJAMIENTO A CUBANOS LEYERAN TUS LINEAS Y TOMARAN CONCIENCIA!!!!!

    Me gusta

    • Ojalá estas letras lleguen a algunos de esos líderes, Jose, para que otros clientes no sufran lo que yo. Eso sí: hay que decir que el resto de los servicios del hotel, hablando del capital humano, fue de primera. Ojalá y también sea esta una experiencia que no vuelva a vivir…Un abrazote.

      Me gusta

  2. Mi niño: veo que todavía conservas la inocencia y la candidez de un pequeño,de verdad pensaste que para ti como cubano residente en la isla todo seria color de rosa por pagar en cuc? no me alegro en absoluto de tus inconveniencias en tus muy merecidas vacaciones pero a mi no me extraña para nada lo que cuentas ese es otro cuento de hadas pero sin final feliz como uno de los multiples engaños que existen alla.
    La carrera universitaria gratis que tanto alardean,cuantos años te pasas ganando un mísero salario y no el que por derecho te corresponde como profesional?, no crees que es pago suficiente para una carrera GRATIS?.
    La potencia medica mundial. JAJAJA es solo una expresión pero en realidad no es risa que vayas a un hospital en donde encuentras un medico perfectamente capacitado y entrenado que tiene las manos atadas por no contar con los minimos recursos que necesita para poder salvar la vida de una persona o para aliviar las dolencias de alguien que llega hasta el con la esperanza de aliviar su mal.
    Creeme que la lista aparte de extensa es dolorosa y vergonzosa pero son males que al menos por ahora no podemos remediar.
    Te felicito de todo corazón por completar tus estudios y te deseo de todo corazón que tengas todos los éxitos del mundo aun eres muy joven y tienes potencial para lograr todas tus metas.
    Te mando un beso y por favor extiende mis felicitaciones también a tus padres. Nunca dejes de escribir eres simplemente espectacular.
    Un abrazo grande Viviana

    Me gusta

    • Es cierto que en la esfera de los servicios, Viviana, a veces se nos va la mano y todavía tenemos muchos que aprender, sobre todo a no discriminarnos a nosotros mismos. Eso fue lo que más me dolió: la discriminación interna, de tú a tú, simplemente por trabajar en el área turística. Gracias siempre por los elogios y por quedarte con nosotros cada martes en esta Isla nuestra de cada día. Regresa siempre…

      Me gusta

  3. Pues yo Carlitos, difiero totalmente de los comenatrios, esto que te sucedio a ti le sucede a cualquiera y en cualquier tipo de hotel, lo que si hay que hacer en estos casos es dejar reclamacion escrita en el libro de reclamaciones del hotel para que en este caso, esa habitacion se repare totalmente y este en dignas condiciones para el cliente que viene detras, en la mayoria de casos no lo hacemos y creo que deberiamos dejar de mirarnos el ombligo y actuar conforme a ley.Esto me ha pasado a mi(soy español) en un Melia 5 estrellas y eran los mismos cuc que los tuyos(bueno por lo menos me los dieron en una cadeca cubana).Un abrazo.

    Me gusta

    • A diferencia de otros lugares, Manel, muy pocas veces se escuchan las quejas de los cubanos en esos lugares; muy pocas veces se abren las hojas de esos libros de reclamación y de quejás y sugerencias, como también se les conoce, si quien escribe en ellos es nativo de estos lares.
      No digo que a los extranjeros no les suceda, pero son más los cubanos los que sufren los malos tratos que los turistas. Gracias por estar, hermano! Un abrazote desde Trinidad.

      Me gusta

  4. Carlos, mientras haya “Ofertas especiales” exclusivas para los cubanos, pasará eso y mucho más. ¿Sabes cuando no sucederá eso? Cuándo los cubanos tengan los mismos derechos, sociales y económicos que el resto de los mortales, cuando los carpeteros y por extensión cualquier trabajador cubano, estén bien pagados y por tanto mucho más motivados en su trabajo y por supuesto cuando los cubanos empiecen a protestar y a exigir sus derechos. Hiciste muy bien en insistir y como se dice aquí….”El niño que no llora no mama”

    Me gusta

    • Más que los derechos, pienso que tiene más que ver cuando los cubanos dejemos de lanzarnos el polvo los unos sobre otros y no nos creamos superiores por el sector en el que trabajamos. Desafortunadamente, es cierto ese refrán popular que reza: “no hay peor cuña que la del mismo palo”… Un beso desde esta Isla nuestra de cada día.

      Me gusta

  5. Héctor Jesús Betancourt García

    Carli, que pudiera decirte que no te hubiesen ya comentado, de esos “Marcos Pérez viven muchos en Buena Vista” y….??? Por desgracia poco a poco te encontrarás con muchas cosas parecidas, ya tendrás que escribir sobre ellas por suerte y Gracias aDios eres periodista y sabrás enfocar cada problema o por lo memos exigir tus derechos, es una gran vergüenza que los cubanos en nuestro propio país seamos la última Mie… del universo aunque paguemos con moneda convertible.
    Besos campeón.

    Me gusta

    • Ay, Hecti! Por desgracias esas muestras de superioridad son cada vez más comunes en nuestros días. El sector laboral de cada quien abre una brecha (¿acaso insalvable?) entre nosotros mismos, que pertenecemos a un misma “saco”, nos guste o no. Gracias por tu permanencia. Nos vemos el martes próximo!

      Me gusta

  6. No

    Me gusta

  7. No Héctor el CUC no es una moneda convertible, eso sólo sirve en Cuba. Las monedas convertibles como es el Euro, dólar entre otras están respaldadas con oro, libras de esterlinas y mucha riquezas de los países que la tienen.

    Me gusta

  8. Carli yo se que como joven periodista e inteligente que eres, sabrás canalizar tus inquietudes sociales, pero si me temo, poco podrás cambiar en la sociedad en que vives.
    Lo que dice alguien que habitaciones defectuosas las encontramos en las mejores cadenas de Hoteles del mundo es verdad. Pero también es verdad, que con sólo una llamada, no sabes cuantas cosas te ofrecen por el inconveniente.
    La discriminación entre cubanos, los pésimos servicios en todos los sentidos, la carrera que te pasas toda la vida pagando porque nunca te pagan lo que mereces por tu cualificacion profesional, y muchos otros temas económico y sociales más pudrían hacer este comentario muy extenso. Sólo le pido a dios puedan ustedes convertirse en Arquitectos de una nueva y mejor SOCIEDAD que nuestra Isla necesita para que cada cubano viva con mejor calidad de vida.
    Un abrazo, cariños, Iris.

    Me gusta

    • Sé que una sola persona no tiene el poder ni la capacidad para cambiar de un pestañazo el contexto en el que se desenvuelve, pero sí creo que aprender a exigir los derechos por los cuales pagamos se impone. Ojalá y aprendamos a ayudarnos más los unos a los otros, en vez de maltratarnos por ser iguales. Un abrazo y gracias por los parabienes.No faltes nunca a esta cita de martes.

      Me gusta

  9. Mi muy querido coterráneo por razones que no entenderás no puedo dejerte mi comentário, pero si te sirve de consuelo, tengo un arsenal de “anécdotas” que me han hecho sentir como te sentiste tú. Me gustó mucho tu post (como siempre) y deseo de todo corazón que la nueva vida que comenzarás a partir de este septiembre, no te apague la voz. “Tengo fe en el mejoramiento humano” y tengo fe en que mejoraremos. Un abrazo desde África.

    Me gusta

    • Por suerte no soy yo solo quien ha sufrido esos desagradables momentos. Al menos sé que no esto loco 🙂
      Tranquila, Ana, que siempre hay formas de hablar, de decir… Yo, como tú y Martí, también tengo fe en el mejoramiento humano, sino, ¿para qué venimos a este mundo? Un abrazo bien cálido desde esta islita en los ciber-mares.Te espero siempre.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s