El llanto de una guitarra

El llanto de una guitarra-Isla nuestra de cada díaPuede que si se menciona el nombre de Pedro Dámaso González Lozano —así, con un acento tan oficial— aparezca la imagen de un hombre distante, rodeado de premios y reconocimientos; uno más entre la multitud de los consagrados.

Mas, si se menciona el nombre de Pedrito González, el trovador —así, con ese cálido tono de cercanía y familiaridad— germina indemne la figura de un hombre con espíritu bohemio que caminaba en medio de la noche por calles empedradas hasta una esquina para desenfundar su guitarra y cantar con frenesí un bolero o un son. Cuando se dibuja ese paisaje Trinidad llora, porque sabe que perdió un hijo.

El corazón le jugó una mala pasada y a sus 58 años se empecinó en dejar de latir para que Pedrito cruzara el umbral donde habitan los espíritus que protegen a la villa.

Tal vez ahora mismo Pedrito esté repasando su existencia: desde el día en que su padre trasmutó el patio hogareño en la primera Casa de la Trova de Trinidad, pasando por el momento en que se aventuró con José Ferrer a dar vida al Dúo Escambray y con él inscribirse entre los fundadores del Movimiento de la Nueva Trova, hasta verse en la primera Semana de la Cultura, en 1974, estrenando el tema Cerca del mar y del monte, de Ferrer; esa suerte de himno a la ciudad, entonada desde entonces y hasta el fin de los tiempos. Yo me pregunto si en ese arsenal de memorias él se acordará del día en que mi vocecita infantil se unió a la suya para interpretar, precisamente, esa misma canción.

A partir de ahora cada trinitario construirá su propio Pedrito. La mayoría lo perpetuará en el escenario, dejándose la piel. Sus colegas lo invocarán cuando necesiten una nota en el pentagrama y les urja un consejo de un avezado en la música. Las amas de casa echarán en falta su voz en Trovadores siempre, un programa radial que mantuvo a flote durante años para contribuir a la preservación del acervo trovadoresco del país.

Sus vecinos creerán verlo en el barrio en compañía de su hija, ajetreado en faenas hogareñas con su esposa, o caminando la calle Jesús María hasta llegar a Polvo Rojo para visitar a su madre. Algunos brindarán por él mientras rasgan las cuerdas de una guitarra y calientan la voz con un trago, como hacía Pedrito en aquellas extintas serenatas nocturnas. Y la ciudad entera lo recordará para siempre.

Cuesta creer que partiera sin cumplir el sueño de musicalizar algunos versos sencillos de Martí; que dejara letras y melodías pendientes.

La trova cubana aún viste de luto. Todavía hay voces apagadas e instrumentos en silencio. Mientras, su guitarra llora en el rincón de la casa porque él no volverá a acariciarla.

Desde un sitio desconocido Pedrito continúa cantándole a Trinidad y a los trinitarios, apostando por la trova. Desconozco la localización exacta de ese paraje místico, pero de algo estoy seguro: está cerca del mar y del monte, habitado por almas que también velan por la salvaguarda del patrimonio y hacen que Pedrito no sienta soledad.

Pedrito González-Isla nuestra de cada día

Anuncios

22 Respuestas a “El llanto de una guitarra

  1. Triste noticia. Carlos. Siento mucho no haber conocido a Pedrito, pero tus palabras me lo han permitido. El abrazo de siempre.

    Me gusta

  2. Héctor Jesús Betancourt García

    Hola Carli, triste tu post, como triste está la trova, y en silencio las calles de nuestra Villa, pero estoy seguro al igual que tù, que Pedri, esté donde este, quiere que la trova y sus trovadores y todos los que le conocimos , amigos, familiares, lo recuerden con alegría y cariño, siempre , ” Cerca del Mar y del Monte”
    Un beso mi niño.

    Me gusta

  3. Todavía recuerdo cuando de niña se hacían las fiestas en el trabajo de mi mamá que siempre invitaban a Pedri a cantar. Con él aprendí a escuchar a Serrat y a muchas de las canciones de la trova trinitaria. Luego siempre me lo encontraba en cada actividad cultural que se hacía en la ciudad. Siempre con esa sonrisa afable y esa amabilidad suave y sincera. Pedri es de esos artistas lugareños que se quedan en sus pueblos renunciando así a la vorágine del éxito de las grandes ciudades de ese tipo de gente con una sensibilidad especial, que parte de la sencillez y la modestia verdadera que prefiere el saludo espontáneo de sus compatriotas locales a los largos aplausos de personas anónimas. Descansa en paz querido amigo.

    Me gusta

  4. Triste y lindo..BRAVO Saludos desde Rusia

    Me gusta

  5. Pedrito siempre estara con nosotros de una u otra manera, de igual manera el trovador como la enorme persona que era.Felicidades por el post Carli.

    Me gusta

  6. Alina González Parga

    Excelente,Carli.

    Me gusta

  7. Pedro Uría Catalán

    Qué gran perdida para nuestra cultura Trinitaria, Espirituana y Nacional, Trinidad lo llora y lo siente por su partida, era un gran ser humano y un gran trovador. Nos queda el consuelo de que su legado y siempre lo recordaremos junto a Ferrer y su dúo Escambray, atado a su Trinidad a la que quiso tanto y a la que siempre le cantó , por eso estoy seguro que cerca del mar y del monte en esa trinidad vivirá por siempre Pedrito.

    Me gusta

  8. Dr Hector Grau. Desde Venezuela

    Con gran tristeza todos los trinitarios ausentes a la tierra leemos las noticias que nos llegan de la pérdida irreparable de tan gran persona, de la musica, de los amigos, de su pueblo, Pedrito, que persona tan grandes, tan alegre jovial, cariñosa y muchos adjetivos mas que lo califican, que en Paz Descanse Pedrito, nuestras condolencias a todos su familiares, Dios lo tenga en su eterna gloria.

    Me gusta

    • Realmente, nos ha estremecido esta noticia, Héctor. Nadie se esperaba esta partida tan pronta de Pedrito, quien todavía tenía mucho por cantarle a Trinidad. Gracias por unirte a esta especie de recordación a quien elevara el nombre de nuestra villa, sin esperar nada a cambio. Un saludo desde tu tierra, de trinitario a trinitario.

      Me gusta

  9. mi mas sentido pesame para su familia y pueblo en general , aunque estoy lejos siento su partida , siempre estara en nuestros corazones , una gran perdida para la cultura trinitaria su amigo zenen tardio

    Me gusta

  10. Tremenda perdida para la cultura en nuestro territorio, pedrito era de los imprescindibles, como músico, como artista, como amigo. Humilde, siempre le tendía su mano quien la necesitara, su guitarra y su voz estuvieron prestas para servir a las buenas causas. Es una pena no poder asistir a sus honras fúnebres, mis condolencias para sus familiares y amigos.

    Me gusta

  11. Recordar a Pedrito es escuchar su melodiosa voz y apreciar el esbozo de su permanente sonrisa.
    De niños compartimos tertulias amenizadas por nuestros padres y fui creciendo alejada de Trinidad pero con el mejor de los recuerdos del abrazo amigo, las tertulias, las serenatas, el Té Cultural en la biblioteca y los encuentros casuales, para conversar, que en ocasiones alternábamos entre su casa y la mía en la calle Desengaño.
    No solo fue maestro de la música, también trasmitía verso y poesía, invitaba a la búsqueda de otros cantautores para atendiéramos la letra que dejaba un mensaje de paz, amor, hermandad.
    Hijo genuino de Trinidad, amante de toda la cultura legendaria, siempre será referente para futuras generaciones. Defensor y altruista como gente de pueblo, descanse como mortal y entre nosotros permanezca la sonoridad que en vida dejó escapar algunas lágrimas.
    Mis condolencias a la familia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s