Las cigüeñas me traerán sobrinos

Las cigueñas me traerán sobrinosNinguno de mis cuatro ángeles ni mis musas me van a convertir en tío nacional. Eso de “tío nacional” está basado en que ya tengo dos sobrinos cubano-americanos (Lucas y Nicolás), y otros dos en Noruega (Marisol y Cristian Alberto), pero eso es tema para otro post.

Contra todo pronóstico, mis primeros sobrinos 100% cubanitos serán gracias a dos miembros de mi hatajo de locos: María del Carmen y Amaya; para mí: Tingui y Mayi.

Gracias a la bendita inmediatez de la tecnología celular, hace cuatro meses y un poco recibí la noticia de que me fuera preparando para cambiar pañales, calmar llantos desquiciantes y hacer “pon, pon el dedito en el pilón; palmitas de manteca; el topi, topi, topi y todas las murumacas posibles para entretener al niño”, me informaron; proceso gradual “porque cuando me saque de quicio le diré que vaya a casa de su tío Carlitín para que lo lleve al parquecito a montar en los perros o, sencillamente, a joder un rato para yo descansar”, advirtieron.

Por eso ahora en nuestras conversaciones rondan palabras como ultrasonido, baberos, aneosentesis…; por eso cada vez que las veo —a una más que otra por cuestiones de cercanía— les beso la barriguita antes de saludarlas; por eso ahora mis mensajes de texto terminan con “besos para mi sobri”.

A Mayi le notificaron ayer, oficialmente, que trae un hombrecito. Tingui aguarda todavía, pero le hice el juego de sentarse en el cojín, uno de los tantos métodos populares nacidos en tiempos de Ñañaseré que durante siglos entretejieron las fantasías de las embarazadas en tiempos de comadronas; rituales que yo, con mi alma de viejo, me niego a olvidar aunque parezcan boberías. Y dichas premoniciones arrojaron que en el vientre también lleva a un varón que, de ser cierto, se llamará Lucas. Así me dijo.

En las consultas, de vez en cuando, se tapan sus partes, no sé si por pudorosos o jodedores, y cuando les parece tampoco se dejan ver, lo cual permite deducir cuán expertos serán mis futuros sobrinos en el juego de El Escondite o Los Escondidos. Aún no se cumplen los seis meses de gestación y ya el resto de los tíos —somos más de cuatro— nos disputamos nuestro futuro rol, especialmente uno, que sostiene con vehemencia que él será el diablito y yo el angelito a la hora de dar consejos; bravuconerías de él, porque estoy seguro será uno de los tíos más celosos y protectores.

Según las predicciones médicas, las cigüeñas llegarán el cuarto mes del 2015, aunque puede que alguna adelante el viaje desde París por traer bebés de primerizas. Por si acaso, en mis ratos libres ensayo nanas tradicionales —mis sobrinos merecen, al menos, un canto afinado— y confirmo que la Sala de Puérpera no ha cambiado de lugar, no vaya a ser que surja un imprevisto y este tío se extravié el día de la llegada de sus primeros sobrinos 100% cubanos.

Anuncios

11 Respuestas a “Las cigüeñas me traerán sobrinos

  1. Hay carli me encanta!!! Que te puedo decir yo agradecida que quieras tanto a mis hijos y a mis sobrindó y a vomi ( que aún no sabemos que viene pero creo es varon). Que seria de todos sin el hatajo de locos. Te mando un beso enorme. Gracias por ser tu siempre mi flaxo bello.

    Me gusta

  2. Escuchad TIO!!!..Preparadte para compradle dulces y regalitos!!! jajaja FELICIDADES DESDE RUSIA

    Me gusta

  3. Carlos, por si acaso… También se pueden atrasar las primerisas, y cualquier mujer embarazada en cualquier parto, recuerda q se calcula por semanas (FUM, Fecha de Ultima Menstruación), y q bueno q tus sobrinitos nacerán en abril, ves??? Ves q abril tiene sus razones!!!! 😉 Abrazo para ti!!! 😉

    Me gusta

  4. Hola Carlitin.!!!!
    Muy bonito y emotivo post.!!!!
    La llegada de un niño siempre nos alegra la vida y nos hace sentir muy tíos , dimelo a mi que además de mi princesa, Joel y Hugo me tienen que se me cae la baba .
    En hora buena mi querido sobrino, porque tú fuiste el primero.!!!!!
    Besos.

    Me gusta

  5. Mi vida linda: bello como todo lo que haces,y tranquilo que tus ángeles demoran en darte sobris,y recuerda siempre que tu también serás el padrino de todos ellos.te quiero carliris

    Me gusta

    • Mi May del alma!!!! Yo, por su acaso, ya estoy haciendo negociaciones con una sucursal de un banco suizo para los préstamos porque la vida (o el bolsillo en este caso) no me va a alcanzar para mimar a todos mis sobris. Por lo pronto: demórense un poquito, que ya con dos que vienen en camino, es suficiente jajajaja. Te quiero.

      Me gusta

  6. Pingback: Milagro de otoño | Isla nuestra de cada dia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s