Eventos pa´ marcar tarjeta

Eventos pa´ marcar tarjetaAlgunos eventos de carácter municipal en Cuba deberían desaparecer de cuajo. Sería mejor, incluso, recordarlos por los bríos que algún día tuvieron y no como el dolor de cabeza que a ratos supone para los investigadores.

Que si no hay hojas, que si no hay impresora; que si la computadora se rompió; que si no importa nada de lo anterior y el informe final debe entregarse en formato digital, como las instituciones mandan… resultan apenas un esbozo de las penurias del calvario de la desmotivación de no pocos eruditos pertenecientes a las respectivas direcciones municipales de cultura; el mismo calvario que los lleva a erigir esa suerte de filosofía de “eventos pa´ marcar tarjeta”.

Ahí están, intentando encontrarle la quinta pata al tema exprimido al límite, disertando ante el mismo auditorio, tal vez ante el mismo jurado, “marcando la tarjeta, para que esta cosa (evento es una palabra que le queda grande) no se muera, o no llegue al funeral porque muerto, lo que se dice muerto, ya está”.

Los certámenes otrora panacea del debate acalorado simulan, más bien, una reunión de amigos entrañables, el pretexto para reencontrarse y actualizarse de los chismes pendientes, el remedio para esquivar la jornada laboral, el oasis ante la monotonía detrás del buró.

Pocos, muy pocos, se empeñan en descubrir el agua tibia cuando asoma la convocatoria de la nueva edición del taller de investigación municipal X; un taller que, por cierto, no cuenta con una merienda de bajo costo, ni siquiera con un libro de páginas amarillentas para los ganadores. De hecho, en el taller X no hay ganadores, o mejor dicho: todos son ganadores porque la escasez de recursos o la falta de presupuesto, como quiera llamarse, no alcanza para conseguir el libro de hojas dobladas en las esquinas.

Ahora, si el evento fuera internacional…, otro gallo cantaría. Mas, en ese primer escalón que es el de la historia local, el gallo que canta es bastante desafinado, si es que canta.

De modo que nadie debe escandalizarse por la dejadez con que no pocos asumen esta “tarea”. A fin de cuentas de eso de trata: de una tarea en el plan de trabajo, un punto más a cumplir en el mare magnum de las indicaciones de “arriba”.

Si no tienes hojas, invéntalas; si no hay impresora, invéntalas… Plántate delante de una computadora la noche anterior, cambia la presentación al power point para que piensen que es nuevo, llueve sobre lo mojado por enésima vez… Recuerda: lo importante es cumplir.

Anuncios

4 Respuestas a “Eventos pa´ marcar tarjeta

  1. Carli mi niño la palabra de orden cuando te levantas cada dia allí es INVENTAR,, y eso ez lo que todos hacen…….lo demas…..parte de lo cotidiano..vivir del cuento y no reconocer lo wue todos lis ojos ven a diario. U besote

    Me gusta

  2. A marcar tarjeta sa ha dicho entonces…que pena que sea asi…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s