Fly

Fly

Horas antes de subir a un avión por primera vez en mi vida, el Boeing 737 se estrellaba cerca de La Habana poco después de despegar del aeropuerto internacional José Martí. Un estreno para no olvidar.

Dos semanas más tarde, abordaba otro avión con rumbo a New York, el destino más impredecible que he tenido en mis 29 años (dos aviones en menos de un mes no está mal para un novato, digo yo).

3 meses y 12 días después ha disminuido mi récord de tomar el subway en dirección contraria, mis pies se acostumbran a caminar por superficies planas, mis ojos a los browstone de Brooklyn, mi boca a sabores desconocidos y mi nariz alérgica a los días grises que anuncian la llegada del otoño.

Dice mi clan de aquí que, técnicamente, sigo en una isla, que también puede ser la nuestra de cada día. ¿Cómo hacer que esta bitácora no se convierta en un diario de viajes ni en un exceso de comparaciones y añoranzas? Nunca he escrito nada fuera de Cuba, pero lo iré descifrando por el camino, supongo.

Anuncios

9 Respuestas a “Fly

  1. Zaida.ramosgomez@gmail.

    Me gusta

  2. Formidable, continúa…….

    Me gusta

  3. Carlitin acsbas de hacerlo, es tu primer articulo, y espero continues, porque esta igual de bien que los que escribiste en Trinidad.. besitos

    Me gusta

  4. Vivir con el dia a día… digo ese es mi método… cada momento, cada minuto, cada vez es nueva y la puedes absorber o no… todo depende de ti y de tu encuentro contigo mismo… te deseo un gran día.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s