Can

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Can era la mascota del cura de la parroquia de Trinidad. Sin embargo, nueve años atrás convirtió mi casa en su guardería. Llegaba todas las mañanas después de pasear con su amo. Almorzaba como un general, dormía la siesta, en la tarde salía a otra caminata con su dueño, regresaba, comía y esperaba a que el sacerdote lo viniera a buscar.

Can fue amamantado por una gata. Can fue el centro de mi primera nota informativa en la Universidad.

De pedigrí, lo único que Can tenía era el nombre. Pero cierto porte de galgo lo rondaba. El día en que tomé estas fotos, parecía como si estuviera en una sesión de meditación.

Hoy las imágenes me permiten perpetuarlo. Este lunes, 28 de marzo de 2016, el cáncer le ganó la pelea, después de haber sobrevivido a tres asaltos en el ring de la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s