Cristo de la Vera Cruz: símbolo de Trinidad

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Carlos Luis Sotolongo Puig.

Aunque mucho se sabe o se ha escrito del Cristo de la Vera Cruz, de Trinidad, a uno siempre se le encoge el alma cuando lo tiene cerca, no solo por la factura impecable de la escultura , sino por los sentimientos que despierta en cada trinitario.

Este es nuestro Crucificado, que eligió el terruño sureño para vivir, o así reza la leyenda.

HIMNO AL CRISTO DE LA VERA CRUZ

Cristo de la Vera Cruz, / con tu brazo poderoso / danos orden y reposo / y que reine aquí tu luz./

Suene tu voz poderosa/ en las conciencias humanas/, y entre las almas hermanas, / reines tú,/ reine la paz./

Inspira a la juventud / por el camino del bien./ Y sé de Cuba el sostén,/ amparo,/ guía y virtud.

Torna tus ojos divinos/ a esta tierra hospitalaria,/ y escucha nuestra plegaria/ y alumbra nuestro camino./

Une tantas opiniones/ que se encuentran divididas,/ que tus manos bendecidas/ suavicen los corazones./

Reine la cordura aquí/ por tu gracia soberana./ Paz a la tierra cubana/ de San Antonio a Maisí./

Vuelve a nosotros tu faz, / Cristo de la Vera Cruz,/ y concédenos tu luz,/ devolviéndonos la paz.

La paz en nuestros hogares/ te pedimos, Cristo mío. / Sé dulce, benigno y pío/. Y aleja nuestros pesares./

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s