¿Pedestal pendiente?

La cotidianidad cubana no puede escribirse sin hablar de la bolsa de nylon: la jaba o jabita, como la llamamos cariñosamente quienes habitamos esta Isla. Su compañía es tan importante como la de una mascota y es, en este sentido, más económica porque no precisa de alimentación, ni corremos el riesgo que se enferme o atropelle un carro.

Es la compañera indisoluble de billeteras, carteras, monederos y bolsos de trabajar. A la hora de salir a la calle, se torna imprescindible no solo por si necesitamos almacenar algo, sino porque puede servirnos de auxilio ante cualquier eventualidad. Por ejemplo, nos ayuda a guarecernos de una lluvia sorpresa, a falta de sombrilla -no han sido pocas las veces que he visto gente corriendo en el medio de un aguacero con una bolsita sobre su cabeza-.

Por otros rumbos, su función se limita al transporte de alimentos o artículos adquiridos en algún supermercado o Centro Comercial; las diferentes firmas las diseñan a su antojo, con los más inverosímiles motivos. En Cuba, las preferimos sin tanto adorno, blancas o transparentes y así “pegan con todo”, como dijeran los expertos en moda; flexibles, para doblarlas hasta en el más pequeño de los bolsillos de un pantalón.

Aquí, el nombre varía según la zona geográfica: los orientales le dicen Cubalse, por una de nuestras cadenas de tiendas. Ha contribuido a fomentar la importancia del reciclaje. Bueno, a mí me vale como argumento lógico para justificar cuando la lavamos para quitarle malos olores y la ponemos a secar al sol para reutilizarlas, hasta tanto sea posible.

Tiene función lúdica. Los más pequeños unen sus asas con una cabuya larguísima y la empinan, como remplazo a los casi extintos papalotes. Provoca sustos: basta acercarse sutilmente a la víctima con una bolsita inflada, colocarla cerca de los oídos y ¡pam!

Por su parte, los adultos encuentran en su fibra el mejor material para limpiar los restos de alimentos después de comer, más efectivo que el indicado hilo dental- varios especialistas sostienen daña menos las encías-. Los hombres de la casa, la ubican como la solución perfecta  para eliminar salideros en el baño o la cocina, como digna sustituta del teflón, material utilizado en la unión de materiales de plomería.

A una buena amiga, le ha dejado un fuerte trauma: una vez soñó que era perseguida por un bandido, quien usaba una jaba como arma homicida al ahogarla. Desde ese día, mi amiga, no puede evitar asociar este objeto con la pesadilla y, me confiesa, le da escalofríos de vez cuando.

Sin embargo, la jaba parece sentirse ofendida porque los arquitectos ni siquiera han esbozado el proyecto para levantar el pedestal propuesto por el humorista cubano Carlos Ruiz dela Tejera, en su monólogo dedicado a las bolsas de nylon. Tal vez por eso, esta camarada del cubano de hoy, nos castiga a menudo, al desaparecer de las tiendas e ir a parar en manos de revendedores, quienes cobran un peso en moneda nacional a cambio de una.

Anuncios

23 Respuestas a “¿Pedestal pendiente?

  1. como me gusta tu post de hoy!! porque en verdad la jabita no nos falta, eh? aunque tengamos que comprarla a peso a los revendedores…
    Qué bueno llegar temprano en la mañana ver tu blog actualizado..como dijiste, cada martes. Hoy es martes, es nuestro día de vernos y no te he visto, pero no importa, voy a leerte miestras. A fin de cuentas, esta es la Isla nuestra de cada día y en algún momento de hoy coincidiremos (seguro que para hablar de pelota….jajaja)

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      mi vida, bien sabes que este post se debe a ti. La Isla nuestra hubiera quedado vacía este martes, de no ser por tu mano amiga. Gracias, tqm

      Me gusta

  2. Manuel Alberto Garcia Alonso

    Carlos Luis, inmerso en estas vacaciones maravillosas de que disfruto ahora, luego de 9 intensos meses de trabajo con mis alumnos (3 meses de vacaciones, como profesor al fin), inmerso en ellas, repito, leo con una sonrisa medio ironica tu magnifico post.
    Aqui sobran las javas, bolsas, etc… Cada tienda disena la suya, todas compitiendo en tamano, efectividad, propaganda impresa sobre los laterales… Pero todavia recuerdo las javitas de nuestro pueblo. Gracias por las remembranzas que me has despertado.
    Tengo una anecdota que contarte. Hace dos anos llegue a Cubalse, en la calle de Gutierrez. Una empleada, al ver que habia comprado (tipico trinitario) un monton de vasos de cristal, platos, cubiertos, papel sanitario, en fin, pila de cosas voluminosas, me dijo cuchicheante: Manue, no hay javitas, el admisnistrador no las compra ya por problemas de presupuesto. Y yo, atonito, pregunte: Pero no estan incluidas en el precio? Si, fue la respuesta, por cada producto que compras pagas una bolsa plastica, fue la respuesta de la empleada, mirando recelosa a los lados para no ser sorprendida en su “traicion”…
    Me dio una rabia tan grande por ambas cosas, la desfachatez de escamotear algo que hemos pagado y el “miedo” de aquella muchacha, que me volvi el Manuel de siempre (que a veces trato de apagar) y arme un escandalo, pero UN ESCANDALO tan grande, que todavia me parece estarme escuchando. Vocifere, argumente, exigi… para resolver nada, o casi nada, porque un empleado, acaso para librarse de mi, me regalo una caja de carton corrugado. Triste compensacion… Jejeje, todavia me da pena entrar a esa tienda.
    Mil gracias por el post, de nuevo gracias. Me rei, divertido, y le narre la historia a mi esposa. Momentos de alegria, en estas “atareadas” vacaciones. Porque me ocupo de pintar la casa por dentro… Uf, medio aburrido, pero necesario.
    Desde ya espero con ansia el domingo, dia de “mi lente”. Como ves, robado esta!

    Me gusta

    • ah, el pobre Carli, no pudo actualizar Lente Compartido esta semana… no se imagina usted cómo lo ha sentido él, precisamente por el compromiso con los lectores.
      Por suerte pudo escribir para esta Isla nuestra de cada día. Yo también lo necesito, sus post, cada martes.

      Me gusta

      • Carlos Luis Sotolongo Puig

        yo no puedo vivir sin tus botellas. Mi mami está en catarsis!, en serio.
        Sí, tuve suerte de escribir este martes porque, como diría la canción de Sin Bandera: “(…) llegaste tú (…) Un besote

        Me gusta

      • gracias! pero no me des tanto crédito, que yo no escribí este post tan bueno!!
        el mérito es todo tuyo.
        Y créeme, esta complicidad ha sido de las mejores cosas que me han sucedido, yo tampoco puedo quedar los martes sin esta Isla nuestra de cada día.

        Me gusta

      • Carlos Luis Sotolongo Puig

        El post es mío, cierto, pero sin ti hubiese quedado alojado en mi flash, hubiese tenido que esperar siete días para salir a la luz y a tan solo dos semanas de nacida la Isla Nuestra hubiese tenido su primer naufragio…

        Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Te podría decir que tu anécdota es graciosa, pero prefiero usar el término realista…yo también me he visto cargando botellas de aceite, aguas, cervezas, detergente, etc, en cajas de cartón-muchas veces más frágiles que las mismas jabas- porque estas “buenas amigas” desaparecen, sin más…
      Gracias por la presencia….
      He sufrido como nunca el no poder actualizar el lente la semana anterior….
      Espero este domingo regalarles la fotografía atrasada….
      Saludos y tñomate con calma tus vacaciones, que la casa se queda y nosotros nos vamos…

      Me gusta

  3. Carli, en esta Isla Nuestra de Cada Día la jaba o java ( que viene del inglés handbag) se ha convertido en la cuarta parte del cuerpo humano: cabeza, tronco, extremidades y jaba.
    saludotes

    Me gusta

  4. Bueno aqui estamos dispuestos a comentar siempre, Jajajjjaa no sabes las veces que en la casa decimos, no no no que va como vas a querer enjuagar esa jabita, estas igual que en Cuba!!!!!! la familia o amistades que no tuvieron el placer de este disfrute de enjuaga y tiende en el cordel la famosas jabitas de nylon para guardar las carnes en el refrigerador, preguntan asombrados.. como??? que??? por que???? que mejor respuesta que este lindo resumen tuyo… ACLARACION.., Estan en Cuba muy autenticos al no tener esas jabitas ya que actuan en contra del planeta, se demoran muchisimo tiempo en descomponerse, aca los mercados estan luchando para que los clientes nos acostumbremos a no llevar los mandados en ellas sino en unas especiales amigables al planeta, que si tienen un costo de un dollar y reusables…..
    ……Esperando Lente Compartido del Domingo…..

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Muy simpático, Marlene. Oye, ustedes sí son rápidos en visitar la Isla nuestra. Qué bueno!!!!
      Pienso que esa actitud que describes es inherente a los cubanos, estemos donde estemos… ese espíritu de que “se puede volver usar”. Imagino la cara de tus vecinos cuando tendiste las bolsitas al sol jajajaja. tengo algunas anécdotas parecidas, con amigos que también viven fuera de fronteras y que, a pesar de los años, todavía hay cosas que no entienden…
      Espero, y rezo, no haya ningún contratiempo esta semana para el Lente. No sabes cuánto me ha dolido privarlos de una imagen por siete días por problemas de conexión. Gracias por seguirme y preocuparte!!!, de verdad.
      Un beso, nos vemos el domingo y el martes que viene en esta Isla nuestra de cada día.

      Me gusta

  5. Hola Carli, había demorado en aparecer por aquí por razones ajenas a mi voluntad. Muy ocurrente tu tema de hoy. Es cierto que las jabas ocupan un lugar indiscutible en la vida de cada cubano. Salir a la calle sin una jabita en la cartera es cometer un delito de “lesa imprevisibilidad” (y que me perdone la Academia jajaja…)
    Curiosamente, en estos últimos años, por acá ha habido un cambio de mentalidad al respecto. No es menos cierto que los supermercados y tiendas en general tienen las suyas (que por cierto, se compran, no se regalan) pero ahora se fabrican con un material degradable a fin de no contaminar el ambiente. También te ofrecen la posibilidad de comprarlas de cartón, tela o de una fibra fuerte que duran mucho lo que garantiza poder usarlas muchas veces. Hoy en día muchas personas llevan sus propias jabas al supermercado, lo que es parte de esta conciencia ambientalista de que te hablo. Esto es de aplaudir pues las jabas de plástico son prácticamente indestructibles y pueden provocar desastres cuando las personas las abandonan en lugares cercanos al mar pues los animales marinos, especialmente las tortugas las confunden con medusas, se las comen y después mueren sofocados. Disculpa si mi comentario ha “agrisado” tu post pero creo que no está de más.
    Buen fin de semana!
    Un beso,
    Mayra

    Me gusta

    • ¿Agrisado?, ¿por qué? Al contrario!!! Tus criterios on bienvenidos para completar todo cuanto compartamamos en la Isla Nuestra. De nada sirve un blog donde los criterios sean unánimes, ni la comunicación unidireccional, al menos ese es mi criterio. Por tanto, no te limites en lo absoluto, ok? A veces nececitamos la visión desde el otro lado, para hacer aún más completo nuestro conocimiento. Quedarse con la opinión de una sola cara no basta, verdad? Lo que nos dices de los cambios respecto a las jabas es muy bueno, me alegra mucho que se esté pensando cada vez más en la protección del medio ambiente y sus especies que, si bien es un discurso que podemos sentir trillado, es una problemática muy grave en estos días.
      No significa esto que de la noche a la mañana se solucionarán los problemas medioambientales pero, definitivamente, es un paso de avance, verdad?
      A veces recurro a ese “matiz humorístico”, si pudiera decirse así, para no usar el vocablo ironía (creo, es más fuerte y con otras connotaciones) para compartir mis ciriterios. Bien sabes que jugando se dicen las mejores verdades, como dice el dicho.
      Gracias, por llegarte a este Isla y que espero no sea la última vez. Ya sabes, aquí hay puertas abiertas para ti.
      Gracias por “matizar” a mis jabitas. Un besote.

      Me gusta

  6. Hector Jesús Betancourt

    Hola, hola, Carli, la verdad es que la “Jabita” en nuestra Isla, es indispensable en la vida cotidiana, pues como bien describes, tiene múltiples funciones, eso si, entre ellas hay una que no sabia, o nunca la ví mientras estuve allí, la de utilizarla como papalote, que cosa!!! Los niños empinando jabitas,es hasta gracioso. Eso si aquí totalmente prohibido que los niños pequeños puedan tenerlas a su alcance, pues a habido casos de axficcia por ponerse una bolsa en la cabeza y no poder respirar,( claro niño menores de 5 años) por eso lo que cuentas de tu amiga, como una pesadilla, me hizo hacerte este comentario. Por otra parte ya sabes, cada comercio( tiendas de ropa, zapatos, perfumerías, jugueterías, supermercados de comida, etc, etc,) tienen su firma y hacen propaganda de ella, ya lo sabes es puro marketing de venta, bueno ya sabes por estos lares cuando sales de compra puedes llegar con mas bolsas, que Julia Robert en “Pretty Woman” ja ja. Besos.

    Me gusta

    • Ves?? es que estamos llenos de detalles, como dice una presentadora de la TV Cubana jajajaja . Ya aprendiste una nueva función de la jaba jajajaja. Es muy simpático como los niños las empinan, me encanta. Lo de los comercios, aunque no le he vivido, si es una imagen muy usadas en las películas, por el tema propaganda-medios de comunicación, y hay veces que no sé cómo las mujeres pueden caminar con esos tacones tan altos y rodeadas de una infinidad de jabas repletas de compras…jajajaja Un besote para todos TQM

      Me gusta

  7. hace poco descargué un video que me interesaba de you tube: cómo sacar un corcho de una botella sin romper ninguno de los dos… respuesta? con una jabita de nylon… tiene que estar nueva, sin huecos… se mete dentro de la botella empezando por el fondo de la jabita… luego se sopla por la parte abierta de la jabita que ha quedado afuera, se sopla algo, no mucho… luego se inclina la botella hacia su pico de modo que el corcho quede entre la jabita medio inflada y el cristal y luego, simplemente, se tira y por fricción la jabita saca el corcho… pruébenlo… funciona perfectamente!…

    Me gusta

    • Carlos Luis Sotolongo Puig

      Wow, Camarero!!!!!super interesante!!! viene de maravillas para este post! Gracias por sumar más información a esta isla nuestra…gracias por llegar, espero no sea la última vez que nos visitas. Saludos…Ah! tengo que llegarme a tu café de Nicanor, déjame salir de las pruebas y te hago la visita!

      Me gusta

      • carlos, no te presiones por visitar el café, termina tus exámenes y luego lo demás… luego que mandé el comentario me di cuenta que no sirve de mucho, pero bueno, es casi una manera curiosa de resolver la situación… sirve más como acertijo que como algo de utilidad…

        Me gusta

        • ¿Que no sirve de mucho? ¿Por qué lo dices, Camarero? No coincido contigo esta vez. Has aportado otra nueva función de la jaba que bien puede servir en días festivos. Aquí todas las opiniones son bienvenidas. Por tanto, no te prives de regalarnos otra de las curiosidades que encuentras en los mares de Internet. Saludos.

          Me gusta

      • Carlos Luis Sotolongo Puig

        Sí!! ya sabes: si algún dia tienes dificultades con tus botellas llégate a la Isla nuestra que te regalo una jabita jajajajaja

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s